¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susana

"Ni Pedro Sánchez ni Patxi López pueden defraudar, pero Susana Díaz sí puede defraudar"

El sábado 25 de marzo, Eduardo Madina presentará la ponencia del XXXIX Congreso del PSOE y al día siguiente Susana Díaz anunciará su candidatura a las primarias. La elección de la fecha revela respeto por el orden oficial de las cosas: la ponencia dicta el pensamiento del partido, es el marco de referencia para cualquier candidato, aunque luego está la interpretación de los textos. Ya saben Francisco de Asís y Torquemada decían actuar en nombre del mismo Evangelio.

Susana Díaz quiere exhibir la máxima escrupulosidad orgánica. El primer protagonismo, para el partido. Ella, después. A mi juicio demasiado inmediatamente después, al día siguiente.

Como Susana Díaz cuenta con el apoyo de Madina, ese fin de semana - sábado 25 y domingo 26- va a sonar a presentación de ticket, bendecido por la gestora. El respaldo del aparato es sabido, pero visibilizarlo sin pudor incrementa el riesgo ya existente de convertir las primarias en una batalla entre la ortodoxia y la herejía, embrión de todos los cismas

Llega Susana Díaz, a la que le esperan desafíos importantes. Uno, no menor, es el de responder a la enorme confianza depositada en ella por los grandes jerarcas históricos y el alto mando del partido, que la reciben como salvadora y esperan nada menos que la recuperación del rumbo exacto del PSOE, en el momento en el que todas las brújulas socialdemócratas de Europa parecen haberse vuelto locas.

Mucho peso es. Ni Pedro Sánchez ni Patxi López pueden defraudar, pero Susana Díaz sí puede defraudar.

Escucha la firma de Iñaki Gabilondo en Hoy por Hoy

Cargando