¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN DE FRANCINO

La doctrina Olalla

Nos hace mucha ilusión anunciarles hoy… ¡que Carlos Olalla vuelve a los escenarios! Y creo propongo- que su nombre sea utilizado en el futuro ante cualquier intento de agresión a la cultura. Se trataría de invocar la doctrina Olalla, que consiste en defender esa cultura desde la dignidad

Discovery Max estrena la próxima semana un programa que tiene muy buena pinta, que al menos en su planteamiento a mí me interesa mucho. Se va a llamar Tanto por ciento y pretende hacer eso que tan a menudo invocamos de ponerle rostro a los números; o sea, explicar –y humanizar- qué se esconde detrás de los datos estadísticos.

Hoy tenemos un ejemplo magnífico, a propósito del tan cacareado –y desdichado- IVA cultural, que como sabrán el Consejo de Ministros rebajó el viernes al 10%, con excepción del cine, que continúa castigado en el cuarto oscuro. Hace cinco años el titular, el dato fue: “el Gobierno sube el IVA cultural al 21%”; bueno, pues justo desde ese momento empezaron a llover historias para no dormir: compañías que cerraban, espectáculos que desaparecían, conciertos que se anulaban, actores, actrices, tramoyistas, músicos, cantantes, iluminadores, sonidistas, productores…ha sido toda una travesía en el desierto, con nombres y apellidos, en mitad de la cual también se han escrito episodios de resistencia.

Uno de ellos lo hemos seguido muy de cerca aquí en La Ventana y lleva la firma del actor, Carlos Olalla. Hace dos años anunció que se bajaba de los escenarios en protesta por ese disparatado aumento del IVA cultural; y lo ha cumplido…¡vaya si lo ha cumplido! En ese tiempo no lo ha pasado bien, nada bien; de hecho ha tenido que acabar recitando poesías en el metro acompañado por su madre porque no llegaba a final de mes…pero se ha mantenido fiel a su compromiso.

Por eso nos hace mucha ilusión anunciarles hoy… ¡que vuelve a los escenarios! Y creo además –propongo- que su nombre sea utilizado en el futuro ante cualquier intento de agresión a la cultura. Se trataría de invocar la cláusula Olalla, o la doctrina Olalla, que consiste en defender esa cultura…desde la dignidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?