¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Lloremos todos, es saludable

Juan Cruz, psicólogo clínico de 'Diotocio.com', ha enumerado los beneficios del llanto

Imagen de un bebé llorando de pie dentro de una cuna de madera. /

Se puede llorar por muchos motivos. Por alegría, por tristeza, por emoción o de dolor. Pero, ¿por qué lloramos? ¿Es una buena forma de desahogarnos? Juan Cruz, psicólogo clínico de Diotocio.com, ha explicado el porqué y los beneficios que tiene el llanto: "Llorar como expresión emocional nos ayuda a comunicarnos con nosotros mismos y a liberar tensión".

Las emociones son procesos bioquímicos que se producen en el cerebro. El llanto se asocia, fundamentalmente, con la tristeza, la angustia, el miedo, la ansiedad. Lloramos también de alegría. Pero la mayoría de las veces en las que derramamos lágrimas es debido a una causa negativa: "El llanto y la risa son emociones complementarias. Lo importante es saber el motivo que uno tienen, tanto a nivel interno como externo, para sentir esa emoción".

Pero hay unas personas que lloran más que otras. Y los que suelen llorar lo hacen en soledad. Esto se debe, fundamentalmente, a la educación recibida. "No se nos enseña a compartir ese llanto. Porque no se sabe expresar, porque da miedo. Y tendría que ser compartido", ha aconsejado Cruz. El doctor alerta también del peligro de no expresar nuestras emociones, "porque son como el agua. Si la dejamos fluir, sale. Si la obstaculizamos con una presa, ésta al final revienta si no abrimos las compuertas".

Aguantar el llanto, algo que muchos relacionan con ser fuerte, no es saludable a nivel emocional. "Son estructuras demasiado defensivas que en el fondo demuestran gran fragilidad", ha señalado Cruz. Tener inteligencia emocional es, por ello, una bendición, pues permite que conozcamos, manejemos, modulemos  mejor nuestrs emociones. Aparentar no nos sirve de nada: "Podemos poner una sonrisa de payaso y tener una mirada profundamente triste".


Quedadas para llorar

Este jueves, a las siete de la tarde, más de cuatro mil personas se han citado junto al Ángel Caído del Parque del Retiro de Madrid. Lo han hecho a través de un evento en Facebook en el que los organizadores propusieron una quedada para llorar. Dos horas después se celebrará un encuentro similar en la Pla de Palau de Barcelona. Fue el evento de la capital catalana el que inspiró a Fran Soler, uno de los organizadores de la iniciativa madrileña. 

Soler vio como un amigo que reside en Barcelona iba a asistir a una quedada para llorar. Movido por la curiosidad, entró en la página del evento y, como le pareció algo divertido, pensó en hacer otra en Madrid. Le pidió permiso al organizador y a finales de octubre lanzó el llamamiento: "Entonces vi que otro chico había hecho otro igual. Me puse en contacto con él, hablamos y lo unificamos todo".

Mallorquín y estudiante de un postgrado de Sociología, Soler no lanzó el evento para realizar ningún experimento académico. Reconoce, no obstante, que a raíz de la masiva respuest al evento, en la facultad le han dejado caer que podría hacer algo: "Varios profesores me han dicho que podría hacer el Trabajo Fin de Máster sobre esta quedada".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?