¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PALMERAS SALVAJES

Liberal a su pesar

¿Por qué la gente de ese partido que más combate lo público es la que más provecho le saca? Es una forma muy exótica de declarase liberal, pero bastante efectiva: infiltrarse hasta destrozar lo que es de todos.

Yo estoy muy interesado en saber dónde se queda el PP ideológicamente después de la corrupción. Es decir, después de que se haya constatado que los casos aislados dentro del partido son de aquellos que no están siendo investigados, detenidos y condenados. Quiero saber dónde queda ideológicamente en primer lugar porque es un partido ya cansado de viajar al centro sin resultado, quizás porque el centro en España le queda a la derecha y está viajando en dirección incorrecta. Y en segundo lugar porque se está produciendo una apropiación cultural muy poética de las siglas por parte de los liberales. Los liberales del PP son muy fáciles de detectar: están todos en organismos públicos mientras piden su supresión, viven del dinero público mientras fomentan la importancia del dinero privado, promueven la cultura del esfuerzo y la meritocracia mientras son elegidos a dedo o colocados por enchufe, apoyan la competencia y el libre mercado mientras destruyen a quien pueda hacerles sombra.

Los nombres los tienes la Guardia Civil, pero vamos: si hay un PP en España especialmente comprometido con el liberalismo es el PP de la primera liberal, Esperanza Aguirre. Es el PP de Madrid. Yo formulo una pregunta, y lo hago además interesadamente porque yo creo en el Estado, en la nacionalización de servicios básicos, en la gestión pública y me encuentro con que la derecha también cree en esas cosas. Lo cree desde luego con muchísima rentabilidad económica, tanta que se han puesto a desfilar al juzgado. El problema es que crean organismos públicos, institutos públicos, instituciones públicas como forma de organizarse para enriquecerse, para compadrear entre chantajes con las empresas privadas y convertir esas empresas, las empresas privadas, como prolongación de lo público. Como Aznar, privatizar todo lo que pudo para hacerlo más público aún, o sea instrumentos que utilizar como parte de la política mediante puestos en los consejos de administración.

Entonces, por qué la gente de ese partido que más combate lo público es la que más provecho le saca. Es una forma muy exótica de declarase liberal, pero bastante efectiva: infiltrarse hasta destrozar lo que es de todos. Una manera de decir: privaticémoslo todo porque al tenerlo a la vista no nos controlamos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?