¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Así actúan los 'ciberayudantes' contra el acoso escolar

  • Andrea y Diana, alumnas del instituto Parque Goya de Zaragoza, ayudan a sus compañeros a identificar acoso en la red
  • La figura de los mediadores forma parte del plan integral contra el bullying del Gobierno de Aragón, pionero en España

Imagen de algunos alumnos mediadores y parte del equipo docente del I.E.S Parque Goya durante unas jornadas sobre excelencia educativa celebradas en Castellón el pasado febrero. /

El Gobierno de Aragón y Mediaset España han celebrado esta mañana en Zaragoza el Día Internacional contra el Acoso Escolar. El grupo de comunicación ha puesto así el broche final a la campaña Se buscan valientes, a la que pone voz El Langui. La jornada ha sido conducida por César Bona, el maestro de escuela que fue finalista a los premios al Mejor Profesor del Mundo. El evento forma parte de la estrategia contra el bullying diseñada por el Gobierno de Aragón, que implantó hace un año el primer plan integral contra el acoso. El principio básico de este protocolo es la atención inmediata a las víctimas. Y para ello apuesta por la figura de los mediadores y ciberayudantes. Una labor que ofrecen los alumnos involucrados en programas de convivencia. Dos de esas estudiantes son Diana Ferenci y Andrea Segura, alumnas del instituto Parque Goya de Zaragoza.

"En nuestro centro ya había el programa de ayudantes. Nosotras entramos en 2º de ESO. Fueron nuestros compañeros y profesores los que nos eligieron porque nos vieron con capacidades como la empatía o la responsabilidad", han contado las chicas. Un año después de su entrada en el grupo de apoyo el centro creó el programa de ciberayudantes, pionero a nivel nacional. Los profesionales del instituto se dieron cuenta de que el acoso iba más allá del patio y las aulas y que las redes sociales jugaban ya un papel fundamental.

El grupo de ciberayudantes está formado actualmente por una treintena de alumnos. Su cometido no es solo solucionar casos de acoso cibernético, también consiste en evitarlos, enseñando a sus compañeros de cursos inferiores el uso correcto de las nuevas tecnologías: "No solo curamos cuando está el daño hecho, sino que intentamos que no se llegue a eso. Para ello damos charlas con actividades para prevenir los riesgos".

Lo más frecuentes son casos de insultos y burlas, aunque las chicas han reconocido que se dio un caso de sexting, es decir, de difusión de imágenes íntimas a través de aplicaciones como WhatsApp. "Ante un caso complicado como este, lo que hacemos es intentar mediar entre las partes e informarles de que están cometiendo un delito. Y cuando creemos que se nos va de las manos informamos a dirección", han señalado Andrea y Diana.

César Bona cree que tratar de mostrar a los chicos lo que se puede hacer y lo que no en redes sociales es todo un acierto, porque la mayoría de los chicos no son ni víctimas ni acosadores, sino testigos, por ello es "necesario incidir en el que mira. Hay un 85% de chicos que ven lo que sucede a su alrededor y no hace nada".

Este tipo de actividades, que a priori puede parecer que restan tiempo de las asignaturas, resultan para Bona muy necesarias, porque cree que no solo se deben impartir conocimientos, sino que hay que educar para la vida: "Hemos de pensar para qué sirve la escuela y para qué sirve la educación. El conocimiento es importante. Pero estimular las relaciones sociales lo es mucho más. Las familias y las escuelas tienen que trabajar juntas. No hay otra manera".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?