¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Operación Lezo | entrevista

Rafael Catalá achaca su reprobación al clima político que se vive en España

El ministro de Justicia asegura en ‘Hora 25’ que las acusaciones tan graves se tienen que probar “Atribuirle al Gobierno que no tiene compromiso en la lucha contra la corrupcion es gravisimo”, ha lamentado el ministro

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante su entrevista en 'Hora 25' /

Rafael Catalá es desde este martes el primer ministro en activo en ser reprobado por el Congreso de los Diputados por sus injerencias políticas en casos de corrupción que afectan al PP. “No es ningún honor, tampoco un deshonor”, ha señalado Catalá en ‘Hora 25’, que ha explicado que se trata de una acusación “gravisima e infundada”. El ministro cree que las acusaciones hay que acreditarlas, “es diabolico tener que probar la inocencia”, ha lamentado. “Tengo la fortaleza personal de que en absoluto estoy llevando ninguna práctica impropia y menos defender a los corruptos porque hacemos lo contrario”, ha apuntado.

El ministro de Justicia ha señalado en la SER que las acusaciones no están “suficientemente acreditadas” y que no se puede decir a un fiscal con treinta años de carrera que está protegiendo a los delincuentes. “Eso es una barbaridad”, ha lamentado “Quien lo dice tiene que tener firmes pruebas, no se puede decir esto por crítica política”, ha añadido.

Catalá se defiende y defiende a los suyos cuando los propios fiscales fueron los que criticaron que el fiscal general del Estado sabía de la conversación en la que Ignacio González se alegraba del posible nombramiento del fiscal Anticorrupción. “Todo esto son revelaciones de un secreto de sumario que no conozco”, ha explicado el ministro. “El nombramiento de un fiscal Anticorrupción se hace con el informe favorable del consejo fiscal y se hace con un fiscal con una carrera intachable que quien lo conoce sabe que es un señor de primera personal y profesionalemnte”, ha argumentado Catalá, que ha recordado que el consejo fiscal votó mayoritariamente a favor de Moix.

A pesar de los argumentos de Catalá, toda la oposición en bloque se ha unido para reprobarle a él, a Moix y a Maza. Algo que le hace pensar. “Sin duda es una situación de tensión política que tiene que ver con el momento que está viviendo el PSOE”, ha apuntado. “Atribuirle al Gobierno sin pruebas que no tiene compromiso en la lucha contra la corrupcion es gravisimo”, ha añadido el ministro, que ha dado sus explicaciones apuntando en todas las direcciones pero sin asumir ninguna responsabilidad. “El PP tendrá su responsabilidad, pero si se quiere decir que el gobienro no quiere promover la accion de la justicia contra la corrupcion se tiene que probar”, ha concluido.

Cargando