¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN DE PEPA BUENO

Un debate asimétrico

Salvo por razones familiares o de generosa amistad, es difícil creer que se afronte un embarazo de este tipo por otras razones que las económicas.

Ya está en el Congreso de los Diputados el debate sobre la llamada maternidad subrogada, el alquiler de vientres de mujeres para gestar hijos sobre los que pierden todos los derechos en pleno embarazo, hijos a los que se priva también de su derecho a la filiación porque no sabrán en qué persona se desarrolló el comienzo de su vida. Y se convierte un deseo en derecho: el deseo de ser padres de un hijo con tu carga genética. Salvo por razones familiares o de generosa amistad, es difícil creer que se afronte un embarazo de este tipo por otras razones que no sean las económicas. De manera que, a la espera de que la ciencia permita desarrollar un feto fuera del útero -que todo llegará-, se mercantiliza la maternidad y el cuerpo de las mujeres. Esto es exactamente lo que está pasando en los países que lo tienen regulado, como Estados Unidos o la India.

Al Congreso español ha llegado la propuesta de Ciudadanos que dice expresamente que se prohíbe pagar a la mujer, se propone por tanto regular los casos en los que se hace de forma altruista. El resto de los grupos –PP, PSOE y Unidos Podemos- se oponen por distintas razones. Así que esa propuesta en principio no prosperará.

Es un asunto que ha dividido profundamente a casi todos los partidos, que han tardado mucho en fijar posición, como suele ocurrir cuando algo afecta a los derechos de las mujeres. En cambio, para recriminarnos o aconsejarnos a las mujeres sobre qué parte de nuestra historia tenemos que reivindicar o no, con qué declaraciones debemos sentirnos ofendidas o no, qué derechos debemos considerar fundamentales o no, siempre hay alguien dispuesto a salir a la velocidad del rayo. Como si a estas alturas, las mujeres necesitáramos permiso para pensar, sentir, reivindicar o criticar. Esto de la igualdad es asimétrico de verdad. A algunos hombres, no todos por suerte y cada vez menos por fortuna, pero a algunos les cuesta coger carrerilla.

Hoy comienzan en Madrid las fiestas del Orgullo, uno de los movimientos que más ha hecho por la dignidad y la igualdad de las personas. La capital de España se convierte en símbolo de lo mejor que hemos sido capaces de aportar los españoles al mundo contemporáneo: el respeto a que cada cual quiera como quiera y en igualdad de derechos. Un triunfo de los protagonistas -gays, lesbianas, transexuales y bisexuales- que han pagado y siguen pagando en muchas partes del mundo un altísimo precio. Y los colectivos de mujeres han estado siempre ahií, empujando con todas sus fuerzas a lo largo de la historia por la igualdad de derechos de la comunidad LGTB. Es una lástima que cuando el debate va sólo del cuerpo de ellas, del cuerpo de las mujeres, siempre hay un momento en el que se encuentran casi solas.

Un debate necesario (CARLES FRANCINO)

En algunos casos y en determinados países se comercia directamente con la miseria, con las necesidades de las mujeres gestantes. Pero es una buena noticia que se abra el melón en el Parlamento

¿Por qué vamos a discutir de esto? (S. GALLEGO-DÍAZ)

Alquilar a una mujer para conseguir que en su vientre se geste un bebé no tiene nada que ver con una técnica de reproducción asistida, ni mucho menos. Sí se suprime un derecho: el derecho irrevocable de filiación del niño

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?