¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Nos hemos quitado todos un peso de encima"

La salida de James al Bayern beneficia al club y al jugador, y deja una sensación de alivio en el equipo

James Rodríguez en el vestuario del Allianz Arena / ()

La colonia hispanohablante que vive en Los Ángeles recibió con sorpresa la marcha de James Rodríguez al Bayern. Varios aficionados que esperaban la llegada del Real Madrid a UCLA para su primer entrenamiento de la gira no se habían enterado de la noticia. "¿Cómo que no está James?", preguntaba con incredulidad más de uno. "No le tenían que haber dejado marchar, con él en el campo siempre había más opciones de ganar", decía a El Larguero un disgustado hincha colombiano en la puerta del hotel blanco en Beverly Hills.

El tirón mediático del cafetero es indudable y en ese sentido, el Madrid le echará de menos. Y eso que todos los estamentos del club consultados por la Cadena Ser coinciden que la situación era insostenible y la solución, necesaria. De ahí que se acelerara todo en 48 horas para que no se tuviera que subir al avión. Su precio en el mercado había caído un 50% y no era un trago cómodo para el vestuario.

De hecho los jugadores de Zidane creen que todos se han quitado un peso de encima con la cesión porque aunque él era un futbolista querido por el grupo pero no tenía razones para tanta queja a ojos de sus compañeros. "Es lo mejor para todos", repiten.

"Tener a James aquí infeliz y sin ganas de jugar no beneficiaba a nadie. Seguro que en Alemania vuelve a demostrar el gran futbolista que es". Si en su guerra con Benitez se posicionaron con el '10', la relación de Zidane con James en estos meses que lleva el galo al frente del equipo es considera por el grupo como justa y respetuosa.

La operación es muy beneficiosa para la entidad que preside Florentino Pérez. El salario era muy elevado y esa descarga económica, unido a los 40 millones que pagarán los alemanes cuando acabe la sesión, permitirá amortizar a un jugador que vino como estrella y se marcha por la puerta de atrás con la sensación de no haber aprovechado una oportunidad única.

Cargando