¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Lourdes Lancho y Ángela Quintas sábados, de 12:00 a 12:30h

Cómo sobrevivir a un buffet libre

Estamos de vacaciones y el buffet libre empieza a asomarse en nuestros planes de verano. Pero, ¿cómo enfrentarse a la posibilidad de comer sin límites? A cualquiera que se encuentre en un buffet le gusta probar de absolutamente todo: bebidas, postres, pastas, arroces, etc. Pero, y aquí viene el problema, no nos gusta salir por la puerta hinchados y víctimas de un malestar que puede durar horas y horas... Si quieres saber cómo evitarlo, atent@ a estos consejos:

Buffet libre FrescCo, en la calle de las Fuentes (Madrid) / BeOK, Cadena SER

Consejos para comer en un buffet libre y no morir en el intento

Empieza el día con fuerza, sí, pero sin excesos. ¿Cuantas personas no suelen desayunar a diario y cuando van a un hotel se ponen las botas en el desayuno? Cuando desaparece el estrés, estamos relajados y se nos despierta el apetito, nos cuesta horrores hacer una elección medianamente saludable ante esta suculenta oferta gastronómica. Intenta no cambiar en exceso el desayuno que tomarías en casa. Mide las cantidades y permítete sólo algún capricho

Cuidado con el chiringuito a media mañana. A mediodía te picará el gusanillo y en el chiringuito de la playa o la piscina sólo habrá patatas frutas, refrescos, aceitunas, frutos secos… Para evitarlo, opta por coger un poco de fruta del desayuno, un yogur sin azúcar o hacer una pulguita con embutido que poder llevar siempre en el bolso

La variedad es infinita, así que SÍ puedes escoger platos saludables. No será como en casa, es verdad, pero con autocontrol y fuerza de voluntad seguro que puedes evitar probarlo absolutamente todo. Una ensalada de primero y algo de proteína a la plancha de segundo -en lugar de las carnes guisadas o con salsa- serían una buena elección. Para terminar, elige fruta de temporada

Evita los fritos por su elevado contenido calórico, el pan, las salsas, los platos ricos en hidratos y los postres dulces

No te atiborres a helado. Las meriendas veraniegas se pueden resumir con una palabra: helados. Para evitarlos, debido al gran contenido en azúcar que tienen, podemos elegir una café con leche y hielo, algo de fruta que cojamos en el buffet o una pulguita con proteína como la de media mañana

Evita tomar hidratos por la noche. Hay que ser consecuente con el nivel de actividad física que estemos haciendo. Si somos de los que no salen de la piscina y nos hinchamos en cada comida, es muy probable que nos vengamos de las vacaciones con unos kilos de más. Si por el contrario estamos haciendo excursiones, visitando pueblos o ciudades y paseando mucho, podremos darnos alguna que otra licencia

Esta semana Lourdes Lancho y Ángela Quintas han tomado asiento en el buffet libre FrescCo. Escucha lo que han elegido y los consejos de Ángela para comer con cabeza (o arreglarlo después si no lo conseguimos ;)

 

ESCUCHA AQUÍ EL PROGRAMA COMPLETO:

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?