¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Asco y vergüenza en Hollywood: las actrices cuentan los abusos de Weinstein

  • El escándalo sexual del poderoso productor Harvey Weinstein crece con nuevas denuncias mientras la industria lo repudia
  • "Éramos trozos de carne", "se abalanzó sobre mí", "pensaba que me iba a despedir por negarme"... relatan las intérpretes
  • Penélope Cruz, que trabajó con Weinstein, ha negado conocer esa lado del productor y aplaude la valentía de las actrices

Combo fotográfico con fotos de archivo de las actrices (de izq a der, arriba) Lea Seydoux, Emma de Caunes, Gwyneth Paltrow, Asia Argento, Ashley Judd y (de izq a der, abajo) Cara Delevingne, Rosanna Arquette, Judith Godreche, Angelina Jolie y Rose McGowan. Estas actrices han denunciado en los medidos de comunicación al productor de cine estadounidense Harvey Weinstein por acoso y abuso sexual / ()

El escándalo que envuelve al productor de Hollywood Harvey Weinstein crece vertiginosamente y mientras la lista de acusaciones de abusos y acoso sexual por parte de actrices y modelos sigue en aumento, su esposa Georgina Chapman ha decidido abandonarle. "Se me rompe el corazón por todas las mujeres que han sufrido un dolor tremendo por estas acciones imperdonables. He decidido dejar a mi marido", dijo Chapman, fundadora de la prestigiosa casa de moda Marchesa, en un comunicado enviado a la revista People.

Chapman había guardado silencio desde que la semana pasada The New York Times destapara el historial de supuestos casos de acoso protagonizados durante décadas por Weinstein, aunque el productor había afirmado que su mujer le apoyaba "al cien por cien". Con sus declaraciones, Chapman contradijo a su marido y se une a una larga lista de actores e importantes entidades de Hollywood que se distancian de él, como el gigante del entretenimiento Disney, dueño de la productora Miramax que cofundó Weinstein con su hermano Bob.

Disney, que despidió a Weinstein en 2005, afirmó no tener constancia de "quejas, denuncias o acuerdos" sobre el comportamiento sexual del productor, y señaló que Miramax "operaba y se manejaba de forma virtualmente autónoma". Mientras, el número de mujeres que han denunciado públicamente que fueron acosadas sexualmente por Weinstein en algún momento asciende de forma imparable. Medios especializados como The Cut señalan que ya son 29 las mujeres que aseguran que fueron víctimas del poderoso productor, con actos sexualmente explícitos, comportamientos inapropiados o con contundentes represalias profesionales si se negaban a reunirse a solas con él. 'The New Yorker' publica incluso una grabación de la modelo italo-filipina Ambra Battilana Gutierrez, quien asegura que "se le lanzó encima, tocó sus pechos y trató de meter la mano por su falda".

Cara Delevigne

En un mensaje colgado en su cuenta personal de Instagram, la intérprete inglesa, de 25 años, cuenta cómo Weinstein la citó en una habitación de hotel, donde pretendía realizar un trío sexual junto con otra mujer. Cuando Delevigne se negó, el productor, que previamente había fanfarroneado sobre otros encuentros sexuales que había mantenido con otras actrices, cuyas carreras supuestamente había impulsado, se abalanzó sobre ella, aunque ésta logró zafarse.

When I first started to work as an actress, i was working on a film and I received a call from‎ Harvey Weinstein asking if I had slept with any of the women I was seen out with in the media. It was a very odd and uncomfortable call....i answered none of his questions and hurried off the phone but before I hung up, he said to me that If I was gay or decided to be with a woman especially in public that I'd never get the role of a straight woman or make it as an actress in Hollywood. A year or two later, I went to a meeting with him in the lobby of a hotel with a director about an upcoming film. The director left the meeting and Harvey asked me to stay and chat with him. As soon as we were alone he began to brag about all the actresses he had slept with and how he had made their careers and spoke about other inappropriate things of a sexual nature. He then invited me to his room. I quickly declined and asked his assistant if my car was outside. She said it wasn't and wouldn't be for a bit and I should go to his room. At that moment I felt very powerless and scared but didn't want to act that way hoping that I was wrong about the situation. When I arrived I was relieved to find another woman in his room and thought immediately I was safe. He asked us to kiss and she began some sort of advances upon his direction. I swiftly got up and asked him if he knew that I could sing. And I began to sing....i thought it would make the situation better....more professional....like an audition....i was so nervous. After singing I said again that I had to leave. He walked me to the door and stood in front of it and tried to kiss me on the lips. I stopped him and managed to get out of the room. I still got the part for the film and always thought that he gave it to me because of what happened. Since then I felt awful that I did the movie. I felt like I didn't deserve the part. I was so hesitant about speaking out....I didn't want to hurt his family. I felt guilty as if I did something wrong. I was also terrified that this sort of thing had happened to so many women I know but no one had said anything because of fear.

Una publicación compartida de Cara Delevingne (@caradelevingne) el

"En cuanto nos quedamos solos, empezó a presumir de todas las actrices con las que se había acostado y de cómo había impulsado sus carreras, y habló de temas de naturaleza sexual inapropiados y entonces me invitó a subir a su habitación", dijo la modelo. Si bien ella declinó esa invitación en un principio, alegando que tenía que esperar a un taxi, el ayudante del productor la persuadió para que le acompañara, lo que le hizo sentir "muy desamparada y asustada". "Cuando llegué me sentí aliviada al encontrar a otra mujer en la habitación, lo que me hizo sentir que estaba a salvo, pero entonces nos pidió que nos besáramos y ella empezó a avanzar en su dirección", relató.

Delevigne rememora que en ese punto comenzó a "cantar" en un intento por "hacer que la situación fuera más profesional, como si se tratara de una audición" y dice que el productor le bloqueó el paso e intentó besarla en la boca. En su mensaje de Instagram, Delevigne, que afirma que fue "reacia" a denunciar la situación porque se sentía "culpable" y por "no herir a la familia" de Weinstein -casado con la diseñadora británica Georgina Chapman, con la que tiene dos hijos pequeños-, urge a las mujeres a "no avergonzarse" a la hora de contar sus historias pues ello "inspirará a otras".

Léa Seydoux

 La actriz ha escrito la siguiente carta en el diario The Guardian

"Me encuentro con hombres como Harvey Weinstein todo el tiempo. He estado en muchas películas en los últimos 10 años y he tenido la suerte de poder ganar premios en festivales como Cannes. El cine es mi vida. Y se todas las maneras en las que la industria del cine puede tratar a las mujeres con desprecio.

La primera vez que conocí a Harvey Weinstein no tardé mucho en calarlo. Estábamos en un desfile de moda. Era encantador, divertido, inteligente - pero muy dominante. Él quería que quedásemos para beber algo e insistió en que teníamos que concertar una reunión esa misma noche. Esto nunca iba a ser por trabajo. Él tenía otras intenciones, y yo lo podía ver perfectamente.

Nos encontramos en la entrada de su hotel. Su asistente, una mujer joven, estaba también. Durante toda la velada, coqueteó conmigo y me miraba como si fuera un trozo de carne. Se comportaba como si me estuviera considerando para un papel. Pero yo sabía que eso era un montón de mierda. Lo sabía porque podía verlo en sus ojos. Tenía la mirada lujuriosa. Estaba usando su posición de poder para conseguir sexo.

Me invitó a subir a su habitación para tomar una copa. Subimos juntos. Era muy difícil decir que no porque es muy poderoso. Todas las chicas le tienen miedo. Poco después su asistente se fue y nos dejó solos. Ese fue el momento en el que empezó a perder el control.

Estábamos hablando en el sofá cuando de repente se abalanzó sobre mí e intentó besarme. Tuve que defenderme. Él es grande y gordo, así que tuve que utilizar la fuerza para resistirme. Dejé su habitación muy asqueada. Pero no estaba asustada, porque sabía qué clase de hombre era desde el principio.

Gwyneth Paltrow y Angelina

Las actrices estadounidenses fueron de las primeras en sumarse a las acusaciones de acoso y abuso sexual contra el productor. Paltrow relató al diario The New York Times que antes de rodar la película Emma (1996), cuando tenía 22 años y comenzaba su carrera, Weinstein la convocó en su hotel y le sugirió ir a su habitación a hacerle masajes, algo que rechazó. "Era una niña, iba a participar (en la película), estaba petrificada", dijo al diario Paltrow, cuya pareja de entonces, el también actor Brad Pitt, se enfrentó al productor a raíz de ese avance no deseado. Según la actriz, Weinstein la amenazó para que no lo contara. "Pensaba que me iba a despedir", añadió.

Por su parte, Angelina Jolie, en un email enviado al periódico, asegura que a finales de la década de los 90, durante el lanzamiento de la cinta Jugando con el corazón, también rechazó avances del productor de cine en una habitación de hotel, el denominador común de varias de las alegaciones que han salido a la luz estos días. "Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein en mi juventud y como resultado elegí no trabajar nunca con él de nuevo y advertir a otros cuando lo hacían", declaró Jolie, quien calificó dicho comportamiento hacia mujeres de "inaceptable, en cualquier campo, en cualquier país".

A estas actrices se suman otras como Mira Sorvino, Ashley Judd o Romola Garai, como antiguas aspirantes a la profesión o empleadas de The Weinstein Company. Rosanna Arquette cuenta la invitó a su habitación de su hotel para un masaje y que éste intentó que le tocara su "pene erecto" Además de tres acusaciones de violación contra Weinstein que relata la revista New Yorker, las víctimas hablan de varios casos de sexo oral obligado así como numerosas "reuniones de trabajo" en habitaciones de hotel en las que el productor se desnudaba frente a las mujeres, las pedía masajes o se daba un baño frente a ellas.

Penélope Cruz aplaude la valentía de las actrices

La actriz española, que ha trabajado con Weinstein en varias ocasiones, ha emitido un comunicado en EEUU en el que asegura que la noticia le ha producido una mezcla de "asombro y profunda tristeza". Penélope Cruz, que ganó el Oscar por 'Vicky, Cristina, Barcelona' -cinta distribuida por Weinstein- afirma desconocer ese lado del productor, que siempre se mostró respetusoso con ella y que desconocía esa lado suyo. También ha mostrado su apoyo a las mujeres que han denunciado a Weinstein. "Han mostrado una gran valentía denunciándolas. Ese tipo de abuso de poder es totalmente inaceptable. Todos nosotros, hombres y mujeres, necesitamos inspirar en generaciones futuras el valor del respeto por los demás".

El asco de la industria

Estrellas como Meryl Streep, Kate Winslet, Jennifer Lawrence y Jessica Chastain han condenado el comportamiento de Weinstein, a las que se han sumado Emma Watson o Cate Blanchett, y actores como Colin Firth, Mark Ruffalo, George Clooney o Christian Slater.

Pero estas acusaciones de acoso y abuso sexual no pillan por sorpresa a todos, y algunos han admitido que los rumores sobre el comportamiento del productor circulaban por Hollywood desde hace años, como afirmó el propio Clooney.

También hay discursos públicos que apuntan a que existía un conocimiento generalizado de la forma de comportarse de Weinstein, como la "broma" de uno de los presentadores de las nominaciones de los premios Óscar de 2013. "Felicidades, vosotras cinco mujeres ya no tenéis que fingir que os sentís atraídas por Harvey Weinstein", dijo el actor y comediante Seth MacFarlane cuando anunció las nominaciones a mejor actriz, lo que provocó fuertes risas entre los asistentes.

A las condenas de actores de Hollywood de los últimos días se ha sumado también la más alta esfera política con los mensajes lanzados tanto por la excandidata Hillary Clinton como por el expresidente Barack Obama. Clinton se mostró "impactada y horrorizada", mientras que Obama, cuya hija mayor Malia trabajó de becaria este año en The Weinstein Company dijo sentirse "asqueado" y que Weinstein debe ser condenado y rendir cuentas. Tanto los Clinton como los Obama recibieron el apoyo de Weinstein en el pasado a través del partido Demócrata, para el que el destacado productor de Hollywood organizó varios eventos de recaudación de fondos.

Por su parte, la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (Bafta) suspendió"de forma inmediata" como miembro a Weinstein por considerar su comportamiento "totalmente inaceptable e incompatible" con sus valores". Desde la Academia americana se condenan los hechos a la espera de tomar una decisión. "La Academia considera que la conducta descrita en las acusaciones contra Harvey Weinstein es repugnante, abominable y antiética para los altos estándares de la Academia y la comunidad creativa que representa. La junta de gobernadores celebrará una reunión especial el sábado 14 de octubre para debatir las acusaciones contra Weinstein y las acciones que merezcan por parte de la Academia", señala la institución.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?