¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El ojo izquierdo

Siempre, siempre, escuchen a Morocho

Para el inspector jefe no hay dudas de qué significa el caso Gürtel: “corrupción en estado puro"

Se niega este Ojo a hacer propaganda de los actos de campaña del señor Puigdemont en sus vacaciones bruselenses, así se reúna con cien mil hijos de San Luis. Allá ellos. Prefiere enterarse de que Ignacio González, pobrecito, saldrá de la cárcel, o acudir a la Audiencia porque el tribunal del caso Gürtel avanza inexorablemente. Allí vimos al abogado de Luis Bárcenas gritar la inocencia del tesorero a los cuatro vientos, con escaso éxito entre el respetable, sabedores todos de las habilidades financieras del susodicho por las detalladas y rocosas explicaciones de policías y fiscales. Podrá decir misa, si así gusta, pero desde los bancos suizos ya confirmaron los millones de euros a nombre de Bárcenas el inocente. Ayer, en el Congreso de los Diputados, compareció además el muy odiado por el PP inspector jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef), Manuel Morocho, para decirnos a todos los ciudadanos, dejen que exagere este Ojo, que se deja cortar una pierna si no es cierto que todos los mandamases del PP, de Mariano Rajoy a Álvarez-Cascos han cobrado sobresueldos en dinero negro. Para el inspector jefe no hay dudas de qué significa el caso Gürtel: “corrupción en estado puro". Así que cuando se les aparezcan ciertas personalidades envueltas en la rojigualda para presumir de legalidad, pueden responderles, alto y claro, lo siguiente: escuchen a Morocho.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?