El sexo en la ducha no es como en las películas

Esta semana hablamos de cómo practicar sexo en la ducha, tanto a solas como en compañía, sabemos qué juguetes eróticos quieren las mujeres lesbianas y nos adentramos en el 'Diccionario sexual supremo'

Aunque la intimidad, la temperatura y la humedad del cuarto de baño se prestan a tener sexo, tato a solas como acompañados, hay que tener en cuenta que no es tan idílico como parece y que la experiencia mejora considerablemente si sabemos cómo practicarlo. La sex coach Carolina Armero, al frente de El paraíso secreto, recomienda siempre el uso de lubricantes y nos da unas pautas para que sea lo más placentero posible (y sin accidentes).

"Los juguetes sexuales no son para lesbianas". Con esta contundente afirmación titulaba uno de sus posts María Torre en su blog Ars Eroticas. Asegura que la mayoría de juguetes están diseñados por hombres y por eso no satisfacen las verdaderas necesidades de las mujeres lesbianas, especialmente cuando se trata de juguetes para utilizar en pareja.

Por último nos adentramos en el controvertido Diccionario Sexual Supremo que ha publicado Lluis Segura, una sátira reflexiva sobre el sexo y sobre cómo la moral dominante nos marca un camino que él, dice, se niega a seguir. Asegura que para escribirlo ha intentado ser "machista, feminista, liberal y retrógrado por partes iguales, para que que cualquier persona, colectivo, raza o género pueda divertirse con el diccionario."

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?