GALA PREMIOS AS

Rafa Nadal: "No le tengo ningún miedo al adiós"

El campeón , premiado como el mejor deportista en la gala de los Premios AS, asegura que lo único que pretende es seguir estando "el máximo tiempo posible a nivel competitivo"

Lo ha ganado todo y ahora solo piensa en seguir disfrutando. Así lo ha reconocido Rafa Nadal en la gala de los Premios AS en el que ha sido reconocido como el mejor deportista español del último medio siglo. "Si me preguntas si me veo jugando a los 37 años te diría que no. Vamos a ir disfrutando de estos momentos que sabemos que son finitos. Cuando llegue el momento de decir adiós, llegará. No le tengo ningún miedo", ha confesado a Manu Carreño en una edición especial de 'El Larguero' en la fiesta del diario AS.

El manacorí ha señalado que le ha hecho mucha ilusión el galardón, pero cree que hay muchos otros deportistas a los que se lo podrían haber dado. "Claro que yo podría ser uno de los candidatos, pero no me planteo si me lo merezco. Cada uno en su deporte tiene lo suyo. Es un premio que comparto con muchos más", ha asegurado.

El campeón español cree que ha tenido un 2017 "muy bueno" en el que lo más importante es que ha sido tan competitivo como quería. "Eso es lo prioritario. Después ganas o pierdes, pero lo mejor es que prácticamente todas las semanas que he estado en torneos me he sentido con la sensación de poder ganar".

Nadal ha explicado a Manu Carreño que nunca ha buscado motivación en los que le critican o cuestionan. "No encuentro motivación en la crítica o en la duda exterior. No tengo espíritu de revancha. No me ayudaría a jugar mejor. Uno debe tener la cabeza fría. Yo tengo una motivación personal y siempre veo lo positivo que me aporta la gente", ha añadido. "Entiendo que las dudas son lógicas. Yo también las tengo. Cada día dudo de mí. Es una realidad. Después salgo a jugar y tengo confianza en que las cosas van a salir bien".

Rafa Nadal, en 'El Larguero'. / Alejandro Rodríguez (CADENA SER)

Quizá esa duda es la que le hace tener un espíritu constante de superación. Es lo que le hace entrenar y trabajar cada día. "Desde esa perspectiva es como uno entrena bien. Entrenar por entrenar no me motiva mucho", ha reconocido. Rafa no se ha quedado corto al enumerar aquello en lo que quiere seguir avanzando: el saque, el resto, el porcentaje de golpes ganadores. "Tengo que trabajar la posición en la pista, tengo que subir más a la red...", ha enumerado.

Al final de la conversación, el tenista ha hecho una confesión cuando Manu Carreño le ha preguntado qué se siente pareciendo un modelo no solo como deportista, sino también como persona: "Me incomoda que me lo digas. Soy una persona normal que he destacado en un ámbito como otras destacan en otras cosas. Soy una persona normal y corriente. Ésa es la verdad".

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?