¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

¿Dónde está el dinero?

Hubo un tiempo, no hace tanto en realidad, en el que de nuestro rescate bancario se hablaba en el Bundestag, en el Parlamento alemán, pero no en la Carrera de San Jerónimo

Hoy comparece Rodrigo Rato ante la comisión parlamentaria que investiga la crisis financiera en España.

Rodrigo Rato fue Ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno de España de 1996 a 2004, durante los años en los que crecieron como la espuma las dos burbujas, la inmobiliaria y la del crédito, que se llevaron por delante el 16 por ciento de nuestra riqueza, del PIB.

Y Rodrigo Rato era el presidente de Bankia cuando decidieron sacar a bolsa una entidad que ya era un zombie. La que más dinero nos costó en el rescate financiero. Y conviene recordar las cifras para saber de qué estamos hablando. En septiembre, hace cuatro meses, el Banco de España reconocía que el Estado no recuperará 40 mil millones de euros. Las pérdidas se calculan en 60 mil millones, según el Tribunal de Cuentas. Y es una cifra no cerrada todavía. 60 mil millones son, por ejemplo, el doble que el presupuesto anual de Andalucia, una comunidad con 8 millones de habitantes .

Ni fuimos el único país, ni el que más invirtió en su banca. Pero sí el único en el que ha tenido que pasar una década desde el comienzo de la crisis para que los españoles escuchemos a los responsables políticos en el Parlamento dando explicaciones sobre lo que pasó con nuestro dinero. Hubo un tiempo, no hace tanto en realidad, en el que de nuestro rescate bancario se hablaba en el Bundestag, en el Parlamento alemán, pero no en la Carrera de San Jerónimo.

Han tenido que pasar muchas cosas, mucho sufrimiento, mucha ruina, mucha gente esperando todavía sus indemnizaciones, una fragmentación política inédita en esta democracia y una debilidad parlamentaria inédita también del partido en el gobierno para que por fin hoy escuchemos a Rato, y a lo largo de esta semana, a los miembros económicos del último gobierno Zapatero.

Todos ellos deberían tomarse muy en serio su comparecencia, incluido Rato, a pesar de estar condenado en las tarjetas black y de tener pendiente otro juicio por la salida a bolsa de Bankia. Deberían tomárselo muy en serio, pensar en el respeto debido a la gente porque este es, quizás, el asunto más sangrante sobre el que los españoles nos merecemos una explicación. Y llevamos mucho tiempo esperando.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?