Gerry Adams deja la presidencia del Sinn Féin tras 35 años al frente

El histórico líder transformó el brazo político del IRA en un partido institucional

Gerry Adams durante una visita a Downing Street en noviembre /

El histórico líder norirlandés, Gerry Adams, deja hoy el liderazgo del Sinn Féin. Para muchos, artífice del proceso de paz en Irlanda, para otros, la cara blanqueada del IRA. Sigue siendo una de las figuras más controvertidas de la política irlandesa, a pesar de que su papel fue esencial en los Acuerdos de Viernes Santo de 1998 y en el desarme del grupo terrorista en 2006. Siempre ha negado haber pertenecido al grupo terrorista, aunque sí reconoce haber apoyado la causa en su momento, aunque de forma muy crítica.

Tras pasar varios años en la cárcel en los setenta, ascendió rápido dentro del Sinn Féin, entonces considerado el brazo político del grupo. En 1983, se hizo con las riendas de la formación y lo convirtió en un partido institucional. Durante ese tiempo, participó en reuniones secretas para lograr el fin del terrorismo, a pesar de los grandes desencuentros con el Gobierno británico.

En 1984, tras un atentado del IRA contra la primera ministra Margaret Thatcher en Brighton en el que murieron 5 personas, los contactos se enfriaron, aunque el Gobierno conservador siempre mantuvo contactos con Adams. En 1988, el ejecutivo tomó una drástica decisión y prohibió a los medios emitir su voz y la de otros líderes norirlandeses por radio y televisión. Durante 6 años los británicos escucharon a un actor doblando su voz.

Fue también una de las figuras clave en la negociación de los acuerdos de Viernes Santo de 1998, junto al entonces primer ministro Tony Blair. Posteriormente, defendió, en público y en privado, el desarme del IRA, que finalmente se produjo en 2006.

Desde entonces, el Sinn Féin ha apostado por un discurso de izquierdas por encima del independentista. Su partido es la tercera fuerza en la República de Irlanda y está cada vez más cerca de convertirse en la primera en Irlanda del Norte. El Brexit y la reaparición de la frontera en el sur hacen cada vez más posible el principal objetivo de Adams: lograr la reunificación de Irlanda sin disparar una sola bala.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?