MEMORIA DE UNA CRISIS | 5

SOS para salvar la investigación en España

Un grupo de investigadores, encabezados por dos miembros de la Real Academia de Ciencias, lanzan una recogida de firmas para denunciar ante el Gobierno “el progresivo abandono de la ciencia española provocado por los recortes”

Tenía que ser una de las claves del -tantas veces- prometido cambio de modelo productivo. Pero la realidad es que desde 2009 los presupuestos para I+D se han reducido en un 36 por ciento. Los recortes, que empezaron ya con el Gobierno de Zapatero, se han ido ahondando en los últimos años y, en la llamada recuperación, no se ven inversiones de tendencia. España ha sido el país occidental que más ha recortado en ciencia durante los años de la crisis. Y los efectos ya son evidentes: el número de patentes producidas se ha reducido en un 60%, se han perdido casi 90.000 empleos y 37mil jóvenes investigadores han tenido que salir del país. Y los que se quedan trabajan en condiciones precarias y con recursos cada vez más limitados que a menudo no les permiten ir más allá de la ordinaria administración.

Los investigadores y los científicos llevan tiempo denunciando la situación en la que se encuentra la ciencia en España. Y hoy un grupo de ellos, encabezados por dos miembros de la Real Academia de Ciencias, lanzan un SOS para salvar la investigación científica en España. Una carta abierta que abren a una recogida de firmas en Change.org para entregarlas en las próximas semanas al Gobierno.

Este es el texto íntegro de la carta:

"Los firmantes de esta nota denunciamos la situación de progresivo abandono de la ciencia española provocada por los recortes en la inversión en ciencia por parte del actual gobierno de España. A los recortes se suma la no ejecución de varias partidas presupuestarias. Se han restringido plazas, apoyo a las infraestructuras científicas y subvenciones a proyectos. Ello culminó en un inaceptable descenso del número y cuantía de las subvenciones correspondientes a la convocatoria 2017 de Proyectos de I+D+i del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación. Al descenso de los fondos para la ciencia debe añadirse el retraso en un año de la puesta en marcha del nuevo Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020 y la incertidumbre sobre los presupuestos económicos y recursos humanos con que se aplicará. Este estado de cosas repercute negativamente en todo el sistema de ciencia y tecnología del país e incide de modo dramático en investigadores jóvenes que no pueden establecer nuevos grupos de trabajo. La ciencia es un motor cultural y económico de un país y no apoyarla representa agravar el déficit económico del país y la precarización laboral, como se ha documentado en informes nacionales e internacionales. Por ello, apelamos a los científicos, académicos, sociedades científicas, sindicatos y otras organizaciones preocupadas por la situación social de nuestro país, a que emprendamos las acciones que estén a nuestro alcance para tratar de corregir la situación actual. El compromiso con la ciencia y con la sociedad así nos lo exige”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?