LA OPINIÓN

La política de la vida cotidiana

La impotencia de la política, su incapacidad para oler y enfrentar con diligencia los grandes problemas de nuestro tiempo, algo tendrá que ver con la oleada de populismo que nos rodea

El gobierno Rajoy dejó de ejecutar, de utilizar, 44 millones de euros presupuestados el año pasado para la dependencia en España. Hablamos de dinero contante y sonante, presupuestado, es decir, dinero que sí había y que no se utilizó. En España hay 310.000 personas en lista de espera para recibir ayudas por este concepto. Quien tiene un padre, una madre, un hijo, un hermano o un amigo en situación de dependencia sabe cuánto desgaste emocional, físico y económico representa esa situación. Con el dinero que han dejado de gastar calculan los especialistas del sector que se podía haber atendido a 10.000 personas.

Tanto Rajoy como Rivera vendieron a bombo y platillo que su acuerdo presupuestario incluía 100 millones más destinados a los dependientes. La pregunta esta mañana es quién engañó a quién o a quiénes. Hoy les vamos a contar en la SER que los socios de legislatura, PP y Ciudadanos, ni se hablan, ni se dirigen la palabra, un año después de firmar aquel acuerdo. Pero su distancia la marcan las encuestas no los incumplimientos. De hecho, Ciudadanos parece dispuesto a fiarse otra vez de los populares si simplemente ponen en un papel que gastarán en dependencia y en muchas otras cosas. Aunque luego no se ejecute. Porque la semana pasada Rivera estuvo aquí y en el recuento de condiciones para volver a votarle a Rajoy las cuentas del año que viene no hizo ni mención de este incumplimiento. ¿Vigilan que se cumpla lo que firman?

La impotencia de la política, su incapacidad para oler y enfrentar con diligencia los grandes problemas de nuestro tiempo, los problemas que hacen más difícil el día a día de las personas, algo tendrá que ver con la oleada de populismo que nos rodea y la necesidad de tanta gente de votar cualquier opción descabellada que promete soluciones mágicas a sus preocupaciones concretas. La magia no existe, ya lo sabemos, pero la política parece tener siempre algo más urgente que hacer que ocuparse de la vida cotidiana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?