¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El cine español inaugura Cannes

La edición número 71 del Festival de Cine de Cannes arranca esta tarde con 'Todos lo saben', dirigida por Asghar Farhadi y protagonizada por Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín, una cinta rodada y producida en nuestro país

¿Se siente usted un Quijote contra la prensa, Netflix, Twitter y los selfies? A esta pregunta tuvo que responder ayer el director del certamen, Thierry Fremaux, ante una avalancha de periodistas que le reprochaban que haya frenado la velocidad de la comunicación del siglo XXI. “No, en absoluto”, decía Fremaux, que no convenció con sus argumentos sobre la necesidad de mantener el glamour, la magia de las salas y apostar por las críticas de periódicos en detrimento de las salomónicas reacciones de Twitter.

El certamen francés abre hoy su 71 edición dejando fuera de la competición la última película del mexicano Alfonso Cuarón, Roma, producida por Netflix, por prohibición expresa de la organización a no aceptar películas que se no vayan a estrenar en cines franceses. Fremaux reculó ayer, y prometió que el año que viene habrá un episodio 3 en el culebrón Cannes-Netflix, insinuando que llegaran a un acuerdo para traer los estrenos del gigante online al festival.

Segundo punto. El festival ha suspendido los pases previos de la prensa para evitar que las críticas de internet les amarguen a las estrellas la gala de presentación, y de paso, eclipsar las críticas con las fotos de la alfombra roja. El malestar entre la prensa es clamor, ya que el festival más importante del mundo, está retrasando que la información fluya a tiempo real. La puntilla ha sido la prohibición de hacerse selfies en la alfombra roja “por motivos técnicos. La gente se retrasa e incluso se cae” dijo Fremaux irritado porque algo tan banal como el selfie se eleve a un tema central del sacrosanto Cannes.

¿Se han vuelto locos estos franceses? ¿O se trata solo una jugada maestra para estar en el centro de la polémica? La combinación de estos dos aspectos ha sido hasta ahora la gran especialidad de Cannes, pero ahora corre el riesgo de estar alejándose de la tensión informativa y convertirse en un festival de autor encerrado en sí mismo.

Dos películas de producción española y rodadas La Mancha abren y cierran el festival. El director iraní Asghar Farhadi – ganador de 2 oscar por Nader y Simin (2011) y El Viajante (2016) - inaugura esta noche el certamen con Todos lo Saben, un drama familiar rodado en español protagonizado por Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín. La película de clausura anunciada es El hombre que mató a Don Quijote de Terry Gillian con Jonathan Pryce y Adam Driver, pero un contensioso legal deja la proyección pendiente de un hilo hasta el miércoles 9 a las 14,30 cuando un juzgado parisino decida si se proyecta en Cannes o no.

El cine de directores españoles estará presente fuera de la sección oficial a concurso con Petra de Jaime Rosales con Barbara Lennie y Marisa Paredes, y la directora Arantxa Echevarría debuta en la dirección con Carmen y Lola, historia de amor entre dos gitanas lesbianas.

21 películas optan este año a la Palma de Oro con grandes nombres del cine de autor como Jean Luc Godard, Spike Lee, Stephan Brizé y Mateo Garrone. Pero hay pocas estrellas de Hollywood en competición. La presentación de Han Solo de Ron Howard es de las pocas superproducciones que aterrizan este año en La Croissette. Y también habrá morbo con el regreso de Lars Von Trier a la Cannes tras ser declarado persona non grata en 2011 cuando dijo que sentía lastima por Hitler. Otro veterano, el alemán Win Wenders presentará su documental sobre el Papa Francisco.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?