Últimas noticias Hemeroteca

PP y responsabilidad es un oxímoron

La directora de Hora25 reflexiona sobre el silencio en la calle Génova tras publicarse las grabaciones de sus reuniones con el excomisario Villarejo

El silencio de Pablo Casado como síntoma. Cuando el presidente del PP, que nos tiene acostumbrados a más declaraciones por día de las que podemos soportar, no habla es que algo pasa. Y lo que pasa es que han pillado a la que fue secretaria general del Partido, María Dolores de Cospedal, reunida con el excomisario Villarejo en la sede del PP, en Génova y hablando de Bárcenas, el pen drive y la Gürtel...

En esto Pablo Casado es como su predecesor, Mariano Rajoy, experto en escapar por las escaleras del garaje cuando intuía que los periodistas le iban a preguntar por cualquier cuestión espinosa, hoy también Pablo casado ha escapado a la carrera de las preguntas. Solo salen en defensa de Cospedal sus incondicionales, Dolors Montserrat y la exministra Tejerina, el resto silencio y Casado más callado que nadie, a Cospedal y a sus compromisarios debe su victoria en las primarias del partido.

El PP derrochó dialéctica cuando pillaron a la ministra Dolores Delgado comiendo con Villarejo y riéndole las gracias y enmudece ahora que quien se reúne con el siniestro personaje es Cospedal y su marido que, por cierto, alguien debería aclarar en calidad de que participaba en reuniones de su mujer en su despacho de Génova.

Al margen del hedor que desprende todo lo que salga de la factoría Villarejo o de quien sea, es de una gravedad enorme lo que se desprende del encuentro de Cospedal con Villarejo. Es evidente que a ella le quedan dos días, si no, no se entiende el silencio de casado, pero es evidente también que quien formó parte de la cúpula de ese PP también debería asumir sus responsabilidades. No creo que Cospedal se quedara para ella sola lo que allí se dijo. Pero claro PP y responsabilidad es un oxímoron.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?