Últimas noticias Hemeroteca

La caída de Cospedal será a plazos

Josep Ramoneda reflexiona sobre la decisión de Cospedal de abandonar la ejecutiva del Partido Popular pero no su acta de diputada en el Congreso, la actitud de la oposición ante el futuro juicio a los políticos independentistas y la polémica con Dani Mateo por limpiarse los mocos con la bandera de España en un sketch

Desde que emergió a la luz el triángulo detectivesco Cospedal, López de Hierro, Villarejo, era evidente que la carrera política de la ex secretaria general del PP entraba en tiempo de descuento. Pero los partidos en general y el PP en particular son lentos a la hora de ejecutar lo evidente. Y la caída de Cospedal será a plazos. Ahora deja la ejecutiva del partido, ¿cuánto tiempo tardará en dejar el acta de diputada? ¿O es que el baremo de la exigencia PP es más laxo para representar a los ciudadanos que para dirigir la organización? Lo más alucinante es que Cospedal entendiera que formaba parte de sus funciones espiar a sus compañeros de militancia o a los colegas del partido rival. ¿Quién se lo explicó?

Un debate que no toca. Para atacar al gobierno, el PP y Ciudadanos han iniciado antes incluso de que empiece el juicio una campaña contra hipotéticos indultos a los dirigentes independentistas. Lo cual, de entrada, significa que les dan ya por condenados, transmitiendo así a la opinión una idea nada ejemplar sobre la independencia del poder judicial. Por mucho que su plan para los próximos meses se limite a una estrategia de la tensión que solo puede llevar a situaciones indeseables, con un poco de serenidad, y menos cálculo estrictamente partidista, deberían saber que, si no queremos entre todos cargarnos el país, el conflicto catalán tarde o temprano llegará a una fase de negociación. Y si ha habido condenas, cuando llegué este momento, algún gobierno tendrá que recurrir al indulto y los demás asumirlo por interés general. Lo demás es cultura de “a por ellos”, incompatible con lo que llamamos democracia.

A los que se escandalizan con la imagen de Dani Mateo sonándose con la bandera española, que miren a los Estados Unidos. Donde quemar la bandera, si me apuran, es incluso una forma de honrarla, porque la libertad es más importante que el símbolo. Y el derecho a ultrajarla una manera rotunda de demostrar que la propia bandera simboliza la libertad de expresión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?