Últimas noticias Hemeroteca

De finta en finta

Sánchez espera que el miedo a Vox le ayude a reafirmar el apoyo de cuantos ahora le apoyan, incluidos los independentistas catalanes

Si no fueran suficientes los datos, el PSOE evidencia su condición de gran perdedor de las elecciones andaluzas porque en muy pocas horas ha mostrado el primer síntoma de la derrota, la desunión. La desunión conduce al fracaso y el fracaso acentúa la desunión. Es un círculo pernicioso en el que los socialistas están metidos ahora mismo. Susana Díaz y Pedro Sánchez fueron desunidos a las urnas y salen desunidos de las urnas, discreparon en la estrategia de campaña y discrepan ahora en el análisis de lo ocurrido.

Sería muy interesante saber si los lideres autonómicos socialistas que han de vérselas con sus electores el día 26 de mayo leen el fracaso del domingo pasado en clave andaluza o en clave nacional, si comparten el diagnóstico de Susana Díaz o de Pedro Sánchez. Yo, por mi parte, pienso que Díaz se equivocó por completo al planear una campaña de perfil peor que bajo, gelatinoso, y que Sánchez se equivoca por completo si cree que lo de Cataluña no tuvo influencia en el resultado. Un resultado desastroso al que el presidente ha encontrado sin embargo un lado positivo, un charquito de agua en el desierto. Ayer noche en Telecinco anunció que el mes que viene presentará los Presupuestos al Congreso. Espera que el miedo a Vox le ayude a reafirmar el apoyo de cuantos ahora le apoyan, incluidos los independentistas catalanes. Es una nueva finta, una finta de superviviente profesional para prolongar un poco más esta agónica legislatura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?