¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

'Guión' y 'truhán' ya son faltas de ortografía

Además la 'ch' y la 'll' ya no están en el alfabeto, según la RAE

Presentación de la nueva edición de la nueva Ortografía en un acto celebrado este jueves en Madrid /

Salvador Gutiérrez Ordoñez, el coordinador de esta nueva edición, ha explicado que el nuevo volumen trata de ofrecer una "ortografía científica más razonada y cuidadosamente explicada donde todo está justificado", con la que la Comisión Interacadémica ha querido establecer "coherencia" y "simplicidad" en el sistema lingüístico.

Ya anunciamos que palabras como 'guión' y 'truhán' se quedaban sin tilde. El contenido de estos cambios fue ratificado por los responsables académicos en Guadalajara (México) el pasado mes de noviembre y este jueves se ha presentado la nueva Ortografía de la Lengua Española así que, desde hoy, serán faltas de ortografía si se escriben con tilde, a pesar de que en el diccionario de la RAE se de por correcto el uso de ambas .

Pero no es lo único que se ha cambiado. Se ha hecho una tirada inicial de 85.000 ejemplares, a un precio de 39,90 euros, pero mientras llega a España y a todos los países hispanohablantes de América, a continuación presentamos una pequeña parte del contenido de las más de 800 páginas que tiene esta nueva edición de la Ortografía de la Lengua Española:

Palabras con diptongo y cuya pronunciación también puede ser la de un hiato: La RAE establece que prevalece la primera y, por lo tanto, no se acentúa. Así, palabras como 'cian', 'guion', 'veis' o 'pie' nunca llevarán tilde, "para dar mayor simplicidad", según señala Gutiérrez Ordóñez, el coordinador de esta nueva edición, que ha subrayado que en los casos de los demostrativos, así como en el de la palabra 'solo', la necesidad de la tilde es mínima, ya que "los casos de ambigüedad son muy escasos y se resuelven con el contexto. "Siempre hay opciones", recalca. Por lo tanto, no se trata de imposiciones, sino de "unificar y simplificar".

¿"Ye" o "i griega"?: En el caso "polémico" de la denominación de las letras del alfabeto español, los académicos han dejado claro que se trata de "proposiciones", ya que se seguirá permitiendo las otras denominaciones. Así, la RAE aconseja las denominaciones "be", "uve", "uve doble" y "ye", aunque también será válido decir "uve alta" o "i griega".

En este sentido, Salvador Ordóñez ha indicado que estas recomendaciones pueden dar "sorpresas", ya que el uso de "uve" para sustituir a la "be" tuvo su reconocimiento oficial en 1947 y, sin embargo, tuvo aceptación a pesar de ser "muy reciente".

El rey y el papa deben ir con minúscula; Caperucita Roja, con mayúscula: Los hispanohablantes deberán olvidarse de escribir con mayúscula inicial las fórmulas de tratamiento y los sustantivos que designan títulos y cargos, y poner sencillamente "majestad", "el rey" o "el papa", pero la conservarán en personajes de ficción como "Caperucita Roja" o "la Ratita Presumida".

Así, habrá que evitar la mayúscula inicial en "don", "doña", "fray", "santo", "excelencia", "señoría", "vuestra merced", aunque se admite en los tratamientos protocolarios de las más altas dignidades (su santidad, su majestad, su excelencia), pero solo cuando no van seguidos del nombre propio: "la recepción a Su Santidad será en el palacio arzobispal". Pero "es obligada la minúscula" en "Esperamos la visita de su santidad Benedicto XVI".

Los nombres propios se utilicen como comunes, irán en minúscula: Como sucede, por ejemplo, en "tomarse un jerez", "ser un judas", "una celestina" o "un casanova"; "comportarse como un quijote", "valer un potosí". Y se escribirá "A Dios rogando y con el mazo dando", pero "No hay más dios que Alá".

Expresiones frecuentes: La nueva Ortografía contiene también un amplio listado de expresiones que, con frecuencia, se escriben de distinta forma, y aconsejan con claridad cuál es el uso más conveniente.

Así, es mejor decir "a cal y canto" que "a calicanto"; "a machamartillo" es preferible a "a macha martillo"; "a tocateja" y no "a toca teja"; "aprisa" es mejor que "a prisa"; "contrarreloj" y no "contra reloj" y, como se acercan las Navidades, conviene saber que lo correcto es escribir "Nochebuena" y "Nochevieja". Y si alguien quiere rezar un "padrenuestro", mejor que un "padre nuestro", desaconsejable "por su poco empleo".

Cargando