PROTESTAS CONTRA LA 'LEY SINDE'

Los opositores a la 'Ley Sinde' atacan las páginas web de los partidos políticos

Las sitios web de PP, PNV, CiU y PSOE han sufrido los ataques convocados por varios grupos de 'ciberactivistas'

La página web del PP, bloqueada por el ataque de los opositores a la 'Ley Sinde' /

Las páginas webs de descargas ya cerraron ayer en señal de protesta por considerar un acto censor al servicio del poder la llamada 'Ley Sinde' que previsiblemente será aprobada este martes en el Congreso. Sin embargo, varios grupos de 'ciberactivistas' han querido ir más lejos y convocaron un ataque masivo a las webs de los principales partidos. Eficacia aparte en la decisión del Congreso, la movilización ha provocado que las páginas estuvieran inoperativas en algunos momentos o tardaran en cargarse.

Los primeros intentos -previstos para las 18:00 horas- surtieron efecto. Los sitios web de PP y PNV fueron los primeros en registrar problemas de acceso. O su servicio no estaba disponible, o quedaban en blanco o tardaban en cargarse varios minutos. Posteriormente, le tocó el turno a CiU, cuya web quedó fuera de servicio en algunos momentos. La única que resistía paradójicamente al ataque era la del PSOE, pero finalmente la afluencia de usuarios hizo que tardara en cargarse. Finalmente, cuando reinaba una aparente calma, el portal del Congreso de los Diputados ha sido la última víctima. La página ha aparecido 'descolocada' o en blanco más de una hora. Ninguna de las páginas quedó completamente bloqueada, pero todas sufrieron ataques que afectaron a su habitual funcionamiento.

Mientras PSOE.es aparentaba una absoluta normalidad, los 'ciberactivistas' centraron su ataque en los correos electrónicos de varios diputados. Las cuentas personales de algunos socialistas padecieron una auténtica avalancha de mensajes con la intención de colapsarlas. Además, la web de las Juventudes Socialistas también fue objeto de los opositores a la 'Ley Sinde' y permaneció durante varios minutos totalmente inoperativa.

Los socialistas han intentado hasta el último minuto convencer a los twitteros de las ventajas de esta 'ley antidescargas'. María González Veracruz, a través del perfil de la Secretaria de Innovación y Nuevas Tecnologías de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE , ha esgrimido cinco claves de esta disposición. En entre ellas, que es preciso una denuncia de los autores del contenido y que la Audiencia Nacional debe decidir en cuatro días si se cierra o no el sitio web.

Según se recoge en el proyecto, que previsiblemente mañana será aprobado, las páginas web serán cerradas con la intervención obligatoria de un juez. Tras recibir un expediente de denuncia a través de la Comisión de Propiedad intelectual, el magistrado deberá decidir en el plazo de cuatro días y habiendo escuchado a las partes si la medida de cierre puede vulnerar o no el derecho constitucional a la libertad de expresión.

No obstante, muchos de los grupos que han alentado esta convocatoria dudan de la intervención judicial y argumentan que el Gobierno cerrará las páginas a su antojo. Entre ellos están los ciberactivistas de 'Anonymous', famosos por sus acciones a favor de Wikileaks y su fundador Julian Assange. En el blog de este grupo su último post informaba del procedimiento que había que seguir. Con el título "Entraremos donde depositamos nuestra soberanía secuestrada", 'Anonymous' explica que la página del PSOE era su único objetivo, pero que cuando esté 'caída' pasarán a atacar los sitios de CiU y PP. De los populares precisan que "en realidad la apoyan a su manera, de sobra nos han demostrado lo dóciles que son con el poder americano".

El método empleado para las protestas ha sido similar al realizado en otras protestas anteriores. Se invita a los usuarios a acceder el mismo día y a la misma hora a las mismas páginas con la intención de colapsar el servicio y la caída del sitio web.

Las redes sociales han incendiado el debate antes, durante y después. En Twitter no se ha hablado de otra cosa. La convocatoria y la posterior reacción al ataque han tomado forma en la red de microblogging a través de los hashtag #LeySinde y #Sindegate, que han sido y serán durante varias horas aún 'Trending Topics' en España.

Algunos tweets han invitado a colapsar las páginas de los partidos -Quedada multitudinaria en www.psoe.es y www.ciu.cat como protesta por la #leysinde Ayudanos a que se nos oiga!!!-, otros han aprovechado para arremter contra el Ministerio de Cultura -el mayor enemigo de la cultura en España es su propio Ministerio, la cultura está en Internet- y en menor medida, algunos internautas han debatido acerca de qué votará el PNV y CiU mañana en el Congreso.

La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, ha vuelto a defender esta lunes esta disposición adicional incluida en la Ley de Economía Sostenible ya que permitirá a quien difunden libros, música y películas a través de la red seguir haciéndolo "teniendo sus contratos al día".

Precisamente, del lado de los que defienden esta postura del Gobierno, la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos Culturales ha asegurado en rueda de prensa que si no sale adelante esta ley "no nos quedará más remedio que endurecer nuestra posición y aprobar procedimientos más agresivos vigentes en otros países". En este sentido, argumentan que "incorporarán a los usuarios como objetivos de la acción legal, además de las páginas web".

Por su parte, FACUA-Consumidores en Acción ha enviado a los grupos parlamentarios 29.755 firmas de usuarios contra esta ley por estar "realizada al dictado de las multinacionales que dominan la industria cultural y el Gobierno de EEUU".

Víctor Domingo: "Que se haga por la puerta de atrás ha llevado a la gente a movilizarse"

González Sinde: ''Esto no tiene nada que ver con la libertad de expresión''

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?