Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Sociedad

Los científicos del CERN acorralan al bosón de Higgs (si es que existe)

El análisis de los datos proporcionados este año por el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), ubicado en la frontera franco-suiza, ha permitido acotar la zona de masa en la que se situaría la llamada partícula de Dios

Dos fotones de alta energía se miden electromagnéticamente / CERN

El Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) ha reunido indicios "tentadores" de la existencia del bosón de Higgs, una hipotética partícula elemental que, de existir, explicaría el mecanismo por el que se origina la masa de todas las partículas del Universo, y que los científicos buscan desde hace décadas. Pero esos indicios no son tan sólidos como para proclamar su descubrimiento.

¿Decepción? Marcos Cerrada, del grupo de física de partículas del CIEMAT, asegura que no. "Estamos progresando y es casi seguro que el año que viene podamos confirmar o descartar la existencia del bosón de Higgs. Lo hemos acorralado. Ahora sabemos que, si existe, ha de tener una masa comprendida entre los 115 y los 127 Gigaelectrón voltios (GeV), y con eso descartamos una zona muy amplia... pero ciertamente aún nos queda un pequeña ventana por investigar".

Tras la presentación de los resultados, en Ginebra, la portavoz del grupo de experimentación ATLAS, Fabiola Gianotti, ha asegurado que "aún es demasiado pronto para sacar conclusiones definitivas" pero que ya se construido "una base muy sólida" con la que afrontar el "excitante" trabajo de los "próximos meses".

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) ha alcanzado este año una energía varias veces más intensa de lo esperado (cerca de 5 femtobarns), con lo que la evaluación de datos ha podido realizarse a un ritmo de "crucero", según algunos físicos que participan en el análisis de datos. Sin embargo, se cree que se necesita el triple de energía (unos 20 femtobarns) para apartar la posibilidad de un error estadístico.

"Lo que hemos visto (indicios de la existencia del bosón de Higgs) podría ser que no lo volvamos a ver más", ha declarado a Efe el colaborador de ATLASSteven Goldfar.

El Modelo de la Física Estándar, que se apoya en la existencia de la todavía hipotética partícula de Higgs, es usado por los físicos para describir el comportamiento de las partículas fundamentales y de las fuerzas que actúan entre ellas. Asimismo describe la materia ordinaria de la que está hecho todo lo que existe en el Universo, aunque sólo represente el 4 por ciento del mismo, pues el 96 por ciento restante es materia invisible.

"Uno de los principales objetivos del LHC es ir más allá del Modelo Estándar y el bosón de Higgs podría ser la clave", según el CERN. Pero además de la forma propuesta por el Modelo de la Física Estándar, "el bosón de Higgs podría tener otras formas posibles, relacionadas con teorías que van más allá del Modelo Estándar", agregó la institución, dejando en claro el potencial de interés que tendrá confirmar o no su existencia.

Para explicar el tamaño del bosón de Higgs, según Marcos Cerrada, si un átomo fuese una catedral, la llamada partícula de Dios sería "tan o más pequeña que una mosca". este científico español añade además que, a pesar del sobrenombre de la partícula, que se debe al libro The God Particle: If the Universe Is the Answer, What Is the Question?, del físico norteamericano Leon Lederman, su existencia no confirmaría la de ningún ser superior.

HXHM Ciencia: Francisco Anguita: "Si alguna vez conseguimos ir a Marte, será una misión cooperativa".