Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Decenas de miles de personas despiden al papa copto Shenuda III en El Cairo

Al menos tres personas han muerto y otras 40 han resultado heridas en el velatorio por la enorme aglomeración de fieles

Imagen del cadáver del patriarca de la Iglesia Cristiana Copta Egipcia, Shenuda III, durante su velatorio / EFE/Khaled Elfiqi

Decenas de miles de personas abarrotan desde primeras horas de la mañana la catedral copta de Abasiya, en el este de El Cairo, para dar su último adiós al Papa de la Iglesia ortodoxa copta Shenuda III, fallecido el sábado tras una larga enfermedad.

El fervor de los cristianos egipcios y el testimonial despliegue de las fuerzas de Seguridad han permitido que se forme una marea humana, de la que continuamente salen en volandas personas que se han desmayado o que presentan síntomas de asfixia. Tan solo un grupo de voluntarios intenta organizar la riada de fieles, que se aprietan en la explanada amurallada que rodea el templo, con un alto riesgo de avalancha, y apenas pueden moverse en el interior de la catedral.

Entre los que consiguen salir de la marabunta, muchos son mujeres y niños llorosos, algunos de los cuales han perdido incluso el calzado entre el gentío. Fuera del complejo catedralicio permanecen apostadas dos tanquetas de la Policía Militar que hasta el momento permanecen al margen. El Ministerio de Sanidad anunció, por su parte, que ha enviado ocho ambulancias y dos hospitales de campaña a los alrededores del templo para ofrecer asistencia médica, tras comprobar la masiva presencia de fieles y los problemas que están sufriendo algunos de ellos.

En declaraciones divulgadas por la agencia de noticias estatal egipcia Mena, el jefe del departamento de Medicina del referido ministerio, Hisham Shiha, explicó, asimismo, que siete hospitales cercanos a la catedral han multiplicado los preparativos ante una eventual emergencia sanitaria. En esos siete centros sanitarios se han incrementado las reservas de bolsas de sangre para transfusiones, así como el número de medicamentos y de equipamiento quirúrgico, en un despliegue que se mantendrá al menos hasta el martes, agregó.

El cadáver del Papa, muerto a los 88 años tras dirigir durante cuatro años los destinos de la Iglesia copta, es exhibido en el interior del templo, tocado con su típica corona, vestido con una túnica con adornos dorados y sentado en la silla de San Marcos, quien difundió el cristianismo en Egipto. Bulos, un joven de 20 años que lleva en el lugar desde la cinco de la mañana junto a su amigo Mido para velar al religioso, explicó a Efe que ambos se enteraron de la noticia por televisión anoche, pero que no les sorprendió porque estaban al corriente del delicado estado de salud de Shenuda. "Hoy es un día para la religión; ya nos preocuparemos más tarde por el siguiente papa y por la situación de los cristianos en el país", señaló. Bulos justificó la masiva presencia de cristianos en la catedral por el luto oficial de tres días decretado para todos los cristianos egipcios por la Junta Militar que dirige el país, lo que ha motivado que muchos de ellos hayan aprovechado el día libre para acercarse hasta la catedral.