Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Deportes

FÚTBOL | LIGA BBVA | JORNADA 20 | VILLARREAL 1 - REAL MADRID 1

El Real Madrid de Mourinho se deja dos puntos y los nervios ante el Villarreal

El veterano jugador del Villarreal marca de libre directo a ocho minutos del final y saca de quicio al Real Madrid, que termina el partido con nueve jugadores -por expulsión de Ramos y Özil- y con Mourinho y Rui Faria en la grada. La ventaja que tiene sobre el Barcelona se reduce ahora a seis puntos

Villarreal 1 - Real Madrid 1. Lotina arranca un punto en casa al Real Madrid gracias a un libre directo ejecutado por Marcos Senna. Se adelantó Ronaldo en un partido marcado por los nervios del equipo blanco, que acabó con nueve sobre el campo tras las expulsiones de Sergio Ramos y Özil. Tampoco terminaron el partido Mourinho y su ayudante Rui Faría. El Madrid sigue líder de la Liga BBVA pero su renta con el Barcelona se reduce a seis puntos. / LIGA BBVA

El Villarreal devuelve a la Liga a un verdadero cara a cara entre el Real Madrid y el Barcelona al lograr un empate gracias a un libre directo transformado por Marcos Senna. El equipo blanco, que ha perdido cuatro puntos en cuatro días, dio demasiadas muestras de imaciencia cuando no consiguió materializar sus ocasiones y terminó en un estado próximo a la locura cuando recibió el tanto del empate.

El Real Madrid no fue en Villarreal el conjunto directo, solvente e incluso soberbio que ha sido a lo largo de tantos partidos esta temporada. Ante el equipo de Lotina tuvo casi tantas ocasiones como siempre, pero le faltó circulación de balón, profundidad, frescura... Durante casi todo el encuentro hizo lo mejor a balón parado y nunca dio sensación que estar dispuesto a triturar a su rival, como hace con casi todos.

Los dos entrenadores plantearon el partido con un trivote en el centro del campo. El de Lotina lo formaban Senna, Bruno y Ángel. Y el de Mourinho, Xabi Alonso, Lass y Khedira. Sin embargo, tanto hombre en el centro del campo no aportó control alguno al partido, sino todo lo contrario.

El encuentro pronto se descubrió como un correcalles con ocasiones en las dos áreas. En menos de un cuarto de hora hubo diez tiros con intención de coger puerta. Los primeros, de Cristiano. El primero lo paró Diego López y el segundo se marchó por encima del marco.

Pero el peligro, como en casi toda la primera mitad, llegó al área del Villarreal a balón parado. Alonso sacó una falta en posición lateral que cabeceó Ramos y que Senna sacó en la línea. Fue la primera de una colección de faltas en las que Diego López tuvo que contestar a remates de Pepe y del propio Ramos, que persistió en su intención de marcar en una de sus acciones habituales gracias al toque preciso de Xabi Alonso.

Pero los de Lotina también tuvieron sus ocasiones. Cani lanzó junto a un palo de la portería de Casillas. Y Nilmar se quedó solo ante el mostoleño, que dejó al brasileño helado al sacarle la bola sin levantar los pies del suelo.

Adiós trivote, adiós

Y en medio de uno de los partidos más abiertos que el Madrid ha jugado últimamente, Mourinho decidió sentenciar de muerte a su trivote. La amarilla vista por Lass minutos antes le terminó de decantarse por dar la oportunidad a Callejón para darle un nuevo aire al equipo.

El partido, sin embargo, no cambió. Siguió teniendo alternativas y el peligro llegó de nuevo a las dos áreas. En la del Real Madrid, de hecho, hubo dos agarrones de Arbeloa que el árbitro no sancionó a pesar de que las camisetas amarillas de Marcos Ruben y Nilmar se estiraron hasta hacerse visibles desde el gallinero.

El Madrid no lo veía claro y la mejor prueba es que Mourinho siguió enredándose con quejas al árbitro que terminaron con su preparador físico expulsado. Ni se encontraba el portugués ni se encontraba el Real Madrid. Hasta que Cristiano encontró a Özil para que este se encontrara de nuevo con el portugués.

Porque de esta forma el Real Madrid se desenroscó. Con Cristiano recibiendo por la izquierda, iniciando la diagonal hacia la portería, centrando al alemán, recibiendo en el área después del taconazo -de primeras- del diez blanco y batiendo a un Diego López que tuvo que ver desde el suelo como su portería dejaba de estar imbatida.

Para esto está Cristiano Ronaldo, el hombre que al final termina marcando las diferencias, como demuestran sus más de treinta goles este año en la Liga... Porque al final es siempre el que termina resolviendo el marrón, a diferencia de compañeros como Benzema y Özil, mucho más intermitentes, aunque en jugadas como la del gol, determinantes en cualquier momento.

El gran problema de la noche para el Real Madrid es que el gol no le sirvió para ganarse la tranquilidad. Todo lo contrario. Como si el balón fuera la última de las preocupaciones y como si realmente fuera consciente de que tiene mucho menos gasolina que hace un mes, el equipo de Mourinho demostró estar claramente descentrado.

Porque el Villarreal no era una gran amenaza y, sin embargo, el partido parecía estar demasiado cuesta arriba para el Real Madrid. Y llegó otro libre directo. Como la de Cazorla en el Bernabéu. Pero esta vez era para Marcos Senna -otro campeón de Europa-. Magistral lanzamiento para un Casillas tapado por la barrera.

De nuevo, un gol a balón parado, lo que más desespera a Mourinho, que acabó en la calle. Como Ramos -doble amarilla- y Özil -roja directa-. Tres muestras más de la imnpaciencia de un equipo que se complica demasiado la vida cuando no lo tiene todo de cara. Y paciencia es algo que hay que tener para llevarse un campeonato que dura nueve meses.

Deportes | Fútbol | Baloncesto | Tenis | Fórmula 1

Gol de Cristiano Ronaldo (Villarreal 0 - Real Madrid 1). 

Gol de Senna (Villarreal 1 - Real Madrid 1). 

El comentario de José Ramón de la Morena (22-03-2012).