Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Economía

Los desempleados tendrán menos formación

El proyecto de presupuestos calcula que 100.000 personas menos se beneficiarán de los cursos de formación para parados. Se reduce el dinero destinado a la generación de empresas en los municipios, de 33 a 5 millones.

Desde la presentación del proyecto de Presupuestos, el gobierno dejó claro que una de las partidas que más se recortan es la de políticas activas de empleo, la que busca la inserción y permanencia de los trabajadores en el mercado de trabajo. El alcance de esos recortes se aprecia en la letra pequeña de los presupuestos: menos parados harán cursos, y habrá menos dinero para políticas de empleo locales. Las empresas, eso sí, cobrarán más en bonificaciones.

Según las estimaciones que figuran en los Presupuestos, las acciones de fomento de la inserción laboral de los desempleados mediante formación profesional van a alcanzar a mucha menos gente. El año pasado 325.864 parados participaron en programas financiados por esta vía; este año serán 100.000 menos, 224.087. El importe de esas ayudas sufre un recorte de 300 millones, desde los 977 a los 672.

Otro ámbito de actuación que sufre una fuerte caída es las subvenciones para generar empleo a nivel local: en vez de los 33 millones de euros para que los municipios apoyen la creación de pequeñas empresas y atraigan inversiones que se gastaron en 2011, en 2012 se presupuestan 5. Con ello, se estima que se crearán 712 puestos de trabajo en el ámbito local, frente a 4.593 del año anterior.

En materia de políticas activas, el gobierno apuesta claramente por bonificar a las empresas que contraten. En el reparto de los menguados fondos de este año, las empresas salen ganando. Así, el total de la partida de políticas activas de empleo se reduce un 21% (de 7.322 millones presupuestados en 2011 a 5.759). De este dinero, el dedicado a bonificar a las empresas asciende a 2.600 millones (6,1% más que en 2011), mientras que a formación van 1.811 millones (una caída del 34,3 por ciento respecto al año pasado). Del dinero destinado a formación, va más a trabajadores ya ocupados que a desempleados: 894 millones a los primeros, 665 a los segundos.