Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Ciencia y tecnología

Facebook baraja la compra de Whatsapp

De confirmarse, la red social se garantizaría una nueva base de usuarios y además nuevos ingresos, y abriría la posibilidad de crear una nueva estrategia para llegar incluso a nuevos mercados

Pantalla de móvil con Whatsapp / EFE

Facebook ha mantenido conversaciones con la compañía responsable de uno de los servicios de mensajería más extendidos del mundo, Whatsapp. Estos encuentros podrían confirmar que la red social de Mark Zuckerberg está interesada en adquirir el servicio.

La red social más grande de Internet, Facebook, es una de las empresas que más ha apostado por el sector móvil. Zuckerberg ha asegurado en más de una ocasión que la parte móvil era "el aspecto más malentendido" de la compañía, por lo que quiere terminar con el mito de que Facebook no puede ganar dinero desde los dispositivos móviles.

No es la primera vez que se escuchan este tipo de rumores y especulaciones sobre que Facebook podría extender sus garras a una de las aplicaciones más exitosas en el mercado, pues las ansias de Zuckerberg de Facebook la plataforma reina, también en el ámbito de la telefonía móvil, podrían hacer que la red social se decidiera a pujar fuerte por WhatsApp.

Por el momento, ninguna de las dos compañías ha confirmado ni desmentido este posible plan de compra. De confirmarse por parte de alguna de las compañías esta adquisición, la red de Zuckerberg obtendría grandes beneficios además de su expansión por los dispositivos móviles.

Por un lado, Facebook se garantizaría una nueva base de usuarios y además nuevos ingresos. Whatsapp es una aplicación de pago en dispositivos iOS, mientras que Facebook es gratuita. Con la adquisición, Facebook se aseguraría nuevos ingresos de forma directa por la compra de la aplicación por parte de los usuarios. Por otro lado, con esta compra la red social comenzaría una nueva estrategia que le permitiría llegar incluso a nuevos mercados.

Facebook ya se aventuró en el mundo de las aplicaciones móviles con la compra de Instagram. En un principio el precio se fijó en 767 millones de euros, aunque la devaluación de Facebook desde que salió a Bolsa hizo caer el valor del acuerdo inicial por lo que finalmente se cerró en 550 millones.