Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

La Iglesia monta una carpa en Colón para defender la "familia cristiana"

Rouco Varela convoca 40 horas de rezos y confesiones ininterrumpidas en el centro de Madrid como previo a la misa de las familias cristianas que tendrá lugar este domingo

Por sexto año consecutivo, el cardenal de Madrid anima a los católicos a defender en la calle el modelo de familia cristiana que, según la Iglesia, está en peligro por la amenaza del aborto, el divorcio, la ideología de género o el matrimonio homosexual. En las últimas semanas los obispos han pedido insistentemente al gobierno de Rajoy que derogue la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo, pese al aval del Tribunal Constitucional.

Bajo el lema "La familia cristiana es la esperanza para hoy", la Iglesia católica vuelve a convocar este fin de semana una celebración multitudinaria en la Plaza de Colón de Madrid que obligará a cortar al tráfico buena parte del centro de la capital durante la mañana del domingo. La novedad de este año es que la celebración no se limita a la misa del domingo sino que, gracias a la autorización del Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Ana Botella, se ha extendido a todo el fin de semana mediante la instalación de una carpa gigante en la que se informará de las actividades que realiza la Iglesia en apoyo a las familias y donde se podrá rezar y también confesarse. Para ello se recuperarán algunos de los confesionarios portátiles que se utilizaron en el parque de El Retiro durante la visita del Papa para la Jornada Mundial de la Juventud en agosto de 2011.

Con este acto la Iglesia volverá a reivindicar en la calle el modelo de familia cristiana que, según el obispo de Alcalá de Henares y presidente de la Subcomisión Episcopal de Familia y Vida, Juan Antonio Reig Plá, "es la única respuesta a la epidemia de las rupturas familiares tanto sufrimiento causan y también al invierno demográfico que amenaza el futuro de España como país y como civilización, debido a la baja natalidad". Además, Reig Plá ha vuelto a señalar que "la familia cristiana no es sólo para engendrar hijos sino para educarlos en lo que es propio de los hijos y la especificidad del matrimonio, el derecho de los niños a tener un padre y una madre y ser educados mediante el estereotipo masculino y femenino".

Los obispos piden a los políticos católicos "que sean coherentes con su fe y cambien la ley del matrimonio homosexual"

En el trasfondo de esta celebración está también el profundo malestar de la jerarquía eclesiástica por el hecho de que el PP no haya derogado la ley del matrimonio homosexual, después de haber impulsado un recurso de inconstitucionalidad contra la misma, que finalmente fue rechazado por el Tribunal Constitucional. En un comunicado publicado hace un mes por la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, los obispos recordaron que "nadie puede refrendar con su voto leyes que dañan gravemente las estructuras básicas de la sociedad" y pidieron "a los políticos católicos que sean coherentes con su fe, y al margen de cualquier disciplina de partido, cambien una ley gravemente injusta".

A la misa de este domingo se espera asistan obispos de toda España y parte de Europa, y contará con una conexión con el Vaticano para que el Papa dirija un mensaje a los asistentes. Como en anteriores convocatorias, la Iglesia anima a los participantes a sufragar los gastos de la celebración, cuyo presupuesto no se ha facilitado, mediante el envío de SMS, con un coste de 1,45 euros más IVA.