Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

cerrar
cerrar

Incendio mortal en una discoteca de Brasil

El Comité Gestor de Crisis brasileño eleva a 232 las personas muertas al declararse el fuego por un petardo en una fiesta

EFE / Según testimonios de los supervivientes, solo había una salida operativa, y hacia allí se dirigieron todos en tromba en cuanto comenzó el fuego, produciéndose momentos de pavor.

El número de muertos en el incendio de la discoteca 'Kiss' en Santa María, en el centro de Rio Grande do Sul (Brasil), llega a 232 según la información del Comité Gestor de Crisis.

Los primeros testimonios de los supervivientes, explican que el fuego comenzó durante un show pirotécnico en la presentación de una banda de música. El material de aislamiento acústico prendió al estar hecho de espuma, y el humo intoxicó a las víctimas.

Dos camiones frigoríficos han abandonado ya las inmediaciones de la discoteca 'Kiss' hacia un polideportivo de Santa María, donde serán identificados. Aún quedarían cadáveres de jóvenes que se habrían escondido en los baños buscando salvaguarda de las llamas.

Unas 200 personas, la mayoría de ellos jóvenes y adolescentes, están siendo atendidas en los hospitales de la región, que han pedido a su personal que se encontraba de día libre, que volvieran a sus puestos de trabajo.

De los ingresados, ocho personas están muy graves. Según los bomberos, las víctimas mortales lo han sido en su mayoría por inhalación de humo o por aplastamiento.

"Los bomberos aún están revisando entre los escombros, buscando a otras víctimas. No podemos precisar aún el número exacto de víctimas. La mayor parte de los muertos, han fallecido asfixiados", explica el Comandante General de los bomberos, el Coronel Guido de Melo. "Les entró el pánico y acabaron pisoteándose unos a otros. El principal factor de esas muertes fue la asfixia o por inhalación de humos", aclara.

Según un miembro de los equipos de seguridad de la discoteca, habría entre 400 y 2.000 personas, dependiendo de las fuentes consultadas, y la mayoría eran adolescentes.

Los testimonios de los supervivientes dicen que solo había una salida operativa, y hacia allí se dirigieron todos en tromba en cuanto comenzó el fuego, produciéndose momentos de pavor. El edificio donde está la discoteca ha quedado totalmente destruido y sufre riesgo de colapso.