Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Deportes

OPERACIÓN PUERTO

¿Quién es quién es la 'Operación Puerto'?

Arranca el juicio contra la mayor trama de dopaje de la historia del deporte español

Los acusados Eufemiano Fuentes, Ignacio Labarta, Vicente Belda, Manolo Saiz y Yolanda Fuentes en el primer día del juicio de la 'Operación Puerto' / JUAN ANTONIO MERAYO

Cinco acusados (eran seis pero la juez excluyó de la causa por enfermedad -alzheimer- al médico José Luis Merino Batres), ocho acusadores, más de cuarenta testigos y una juez. Estos son los protagonistas del juicio contra la mayor trama de dopaje de la historia del deporte español conocida como 'Operación Puerto' que se celebra desde el lunes 28 de enero hasta el 22 de marzo.

- ACUSADOS

Los médicos Eufemiano y Yolanda Fuentes, los directores de equipos ciclistas Manolo Saiz y Vicente Belda y el entrenador Ignacio Labarta se enfrentan a una pena de dos años de prisión y el mismo tiempo de inhabilitación por un delito contra la salud pública. Cuando fueron detenidos, en mayo de 2006, el dopaje aún no era considerado delito en España. Por eso no se juzgará si los ciclistas se doparon o no o qué corredores lo hicieron, sino si las transfusiones y las planificaciones dopantes eran peligrosas para la salud.

EUFEMIANO FUENTES: médico, exatleta y pieza central de la 'Operación Puerto'. Supuesto cerebro de la red de dopaje que desarticuló la Guardia Civil en mayo de 2006. Fue médico de la Federación Española de Atletismo al comienzo de la década de los '90, coincidiendo con la época en que su mujer, Cristina Pérez, se vio implicada en un caso de dopaje.

A lo largo de su carrera ejerció como médico en dos equipos ciclistas: en el ONCE de Manolo Saiz en 1990, y posteriormente en el Kelme hasta 2002.

Fue detenido el 23 de mayo de 2006 por la Guardia Civil cuando salía de reunirse con el hematólogo José Luis Merino y Manolo Saiz. En los registros a sus domicilios, los investigadores encontraron más de 200 bolsas de sangre y plasma para autotransfusiones, sustancias dopantes como esteroides, anabolizantes y EPO, y varios planes de dopaje detallados y personalizados para deportistas. También se ha visto implicado en otras operaciones policiales contra el dopaje, como en la 'Operación Galgo' de 2010, esta vez dentro del mundo del atletismo. Conocido como "Asterix", será el primero que se siente en el banquillo.

MANOLO SAIZ: exdirector deportivo del equipo ciclista ONCE, y posteriormente del Liberty, está considerado como uno de los clientes de la red de dopaje para ciclistas de sus equipos. Apodado como "Osobuco", llevaba encima un maletín con sustancias dopantes y 60.000 euros en efectivo en el momento de su detención. Fichó al doctor Fuentes en 1990.

IGNACIO LABARTA: otro supuesto cliente de la trama de dopaje encabezada por Fuentes y exdirector deportivo del equipo ciclista Comunitat Valenciana. Procede de una familia de gran tradición ciclista, dirigió también varios equipos aragoneses de ciclistas y fue descubridor del gran ciclista aragonés Fernando Escartín. Durante el registro a su domicilio en Zaragoza también se encontraron productos dopantes.

VICENTE BELDA: exdirector del equipo Kelme y también supuesto cliente de la trama de dopaje, Vicente Belda estuvo a punto de evitar tener que declarar ante el juez cuando su causa fue provisionalmente sobreseída. Varios recursos presentados por la Agencia Mundial Antidopaje, la Unión Ciclista Internacional y dos organismos más consiguieron que la Audiencia Provincial de Madrid volviera a incluirle en el caso. Se encuentra implicado en el caso por las conversaciones telefónicas que mantenía con Eufemiano Fuentes, de las que los investigadores desprenden que tenía conocimiento de las prácticas dopantes de la trama.

YOLANDA FUENTES: sustituyó a su hermano Eufemiano como médico del equipo Kelme, y supuestamente quien organizaba las dosis de sustancias dopantes que debía consumir cada deportista en cada carrera. Sus célebres declaraciones "A base de filetitos y ensaladas no se sube el Tourmalet" se han convertido en un leit-motiv del dopaje deportivo.

JOSÉ LUIS MERINO BATRES: Conocido como "Obélix", el exjefe de Hematología del hospital de La Princesa de Madrid era el propietario del laboratorio donde supuestamente se efectuaban las extracciones de sangre que luego se congelaban para ser utilizadas posteriormente. Batres, que ingresó en prisión después de ser detenido, quedó en libertad tras pagar una fianza de 120.000 euros. La juez que instruye el caso decretó la pasada semana el "sobreseimiento provisional y archivo" de su causa por el alzheimer "en grado leve y/o moderado" que padece y que no le permite estar en condiciones de declarar.

- ACUSADORES:

Además de la fiscalía y de la abogacía del Estado, que actúa por el Consejo Superior de Deportes, hay otros seis acusaciones, éstos particulares: la Unión Ciclista Internacional (UCI), la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), el Comité Olímpico Italiano (CONI), la Federación Española de Ciclismo, la asociación internacional de equipos ciclistas y Jesús Manzano, excorredor de Kelme que, después de haber admitido haberse dopado, reveló prácticas de dopaje de su exequipo en el diario AS en 2004.

- TESTIGOS:

Diecisiete de los más de cuarenta testigos pertenecen al mundo del ciclismo. Son catorce corredores, un masajista y dos médicos que declararán sobre las prácticas de dopaje que observaron o protagonizaron durante su actividad profesional.

Ciclistas:

ALBERTO CONTADOR: El más conocido de todos. Actual campéon de la Vuelta a España, prueba que ganó tras cumplir una sanción de dos años impuesta por el TAS. Aunque en los papeles de Eufemiano Fuentes aparecen la siglas "A.C.", el médico canario éste siempre negó ningún trato con él.

JESÚS MANZANO: De él partió todo. En unas declaraciones al Diario AS en 2004 el excorredor del equipo Kelme señaló al doctor Fuentes como centro de la trama, situó las sedes donde se realizaban los análisis clínicos y habló de los procedimientos utilizados, destacando las transfusiones sanguíneas. Además de como testigo también se presenta como acusador particular.

DARÍO GADEO: Ciclista del Costa Almería-Paternina. Confirmó las revelaciones de Jesús Manzano: "El dopaje existe. En el ciclismo y en otros deportes. Hay mucha gente que se la juega para llegar alto en este deporte. Es imposible triunfar en el ciclismo si no te dopas", dijo.

JORG JAKSCHE: Corría en el Liberty de Manolo Saiz cuando estalló la Operación Puerto. Un año después de reconoció haberse dopado en la trama de Eufemiano Fuentes, por lo que fue sancionado por un año.

IVAN BASSO: En 2006, año en el que se adjudicó el Giro de Italia, fue identificado por la Guardia Civil como cliente de Fuentes, con los nombres en clave de "número 2" y "Birillo". El Comité Olímpico Italiano (CONI) confirmó esa identificación en 2007 y le sancionó dos años. Tras cumplirlos volvió a la competición. En 2010 volvió a ganar el Giro. Ahora milita en el Cannondale, equipo de máxima categoría.

MARCOS SERRANO: El actual director deportivo del Club Ciclista Expert Ponteareas tuvo que abandonar enfermo el Giro 2006 cuando militaba en el Libery. Pasó primero un fin de semana en la UCI en Tortona y ya en España estuvo ingresado diez días a causa de una "intoxicación medicamentosa", según se informó a la Guardia Civil. Su esposa pidió explicaciones a Fuentes sobre la enfermedad de su marido. Días después se realizaron las primeras detenciones, incluidas la del médico y la de Manuel Saiz, mánager general de su equipo. En el informe de la Guardia Civil aparece como cliente de Fuentes y, según la documentación intervenida, se inyectó una bolsa de sangre una semana antes de su grave enfermedad.

PEDRO DÍAZ LOBATO: En 2004, cuando militaba en el Costa de Almería, denunció las prácticas de dopaje en el ciclismo. Por ello fue repudiado por un buen número de corredores.

ÁNGEL VICIOSO: El actual ciclista del Katusha corrió a las órdenes de Manolo Saiz en el ONCE (2003) y el Liberty (2004-2006). En la documentación que obra en el sumario figuran las siglas Av, Vcs y Vic.

ISIDRO NOZAL: Pupilo de Saiz en el ONCE y el Liberty de 1999 a 2006. Los documentos de la Guardia Civil hablaban de la existencia de un calendario personalizado de uso de medicamentos y extracciones y reposiciones de sangre. Saiz reconoció en su declaración que puso al corredor en manos de Fuentes al terminar la temporada 2004. En 2009 dio positivo por CERA en la Vuelta a Portugal y fue sancionado con dos años.

JOSEBA BELOKI: Identificado con las claves Jb y Blk, su nombre completo aparece en hojas escritas por el mismo Fuentes. Coincidió con Saiz en el ONCE (2003) y el Liberty (2005-06). Su implicación en la trama le impidió correr el Tour de 2006. A finales de 2007 anunció su retirada.

MICHELE SCARPONI: El conocido como "Zapatero" tuvo una sanción de 18 meses por parte del CONI por su implicación en la trama. Además, su equipo, el Lampre, le suspendió tras reconocer ante el CONI su vínculo en 2010 con el doctor Michele Ferrari, personaje central en el informe de la USADA en el 'caso Armstrong'.

GIAMPAOLO CARUSO: El ahora corredor del Katusha dio positivo por nandrolona en el Tour Down Under de 2003, por lo que fue suspendido seis meses por la UCI. El CONI le sancionó con dos años, pero más tarde fue absuelto por el TAS.

UNAI OSA: Las claves "Una, 1ai" que aparecen en la causa se asocian a su nombre en análisis clínicos y administración de medicamentos, incluyendo antidepresivos como Prozac y el habitual programa de extracciones y reposiciones sanguíneas.

DAVID ETXEBARRIA: En el sumario aparece bajo las siglas "ETB". El expupilo de Saiz arremetió en 2011 contra Alberto Contador en Twitter: "Gritas justicia y cuando ésta es benévola, vuelves a gritar que no crees en ella»... «Gritas que no crees en este sistema antidopaje cuando antes por él ganaste un Tour; con Rasmussen callaste». «Eres el tío con más clase que vi correr y ojalá corrieras mañana mismo... Pero no grites cuando antes callaste», escribió.

Médicos:

RAQUEL ORTOLANO. Trabajó como médico en el Liberty Seguros, al que llegó de la mano de Manolo Saiz. Allí compartió sus funciones con Sergio Quílez. Ortolano trabajó en la Unidad Regional de Medicina del Deporte del Principado de Asturias, centro al que acudía la escuadra de Manolo Saiz a las revisiones.

SERGIO QUÍLEZ. Fue el médico del Liberty que trasladó al hospital al corredor Marcos Serrano cuando éste enfermó súbitamente en el Giro de 2006. Como la anterior, declarará como testigo en calidad de médico responsable del botiquín del aquel equipo.

Masajista:

FRANCISCO JAVIER HERNÁNDEZ. Exmasajista del Kelme conocido como "El Rubio" también trabajó con la selección española. Con motivo de los registros policiales que se hicieron durante el Giro de 2001, en los que se encontró testosterona, se celebró un juicio con 12 inculpados, entre los que se encontraba él.

- JUEZ

Se trata de Julia Patricia Santamaría, titular del Juzgado de lo Penal número 21 de Madrid.

Más deportes en Cadenaser.com | Fútbol | Baloncesto | Tenis | Fórmula 1