Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Internacional

Más de un millar de heridos tras la lluvia de fragmentos de un meteorito en los Urales rusos

El meteorito cayó a 80 kilómetros de Satkí, cabecera del distrito homónimo

Meteorito en los Urales. Una lluvia de fragmentos de meteorito causa cientos de heridos leves en los Urales rusos. "Iba en coche a trabajar, estaba bastante oscuro, pero de repente hubo tanta luz como si fuera de día", dijo Viktor Prokofiev, un residente de 36 años de Yekaterimburgo, en la zona de los montes Urales. / ATLAS

Un meteorito se desintegró este viernes de madrugada sobre el cielo del centro de Rusia, enviando bolas de fuego a la Tierra, rompiendo ventanas, activando las alarmas de los coches e hiriendo a más de un millar de personas, incluidos 200 niños, según el último balance ofrecido por fuentes del Ministerio del Interior.

"De acuerdo con los datos más recientes, se ha registrado un millar de heridos, entre ellos 200 niños", han indicado las citadas fuentes. La región más afectada por la caída de los fragmentos de meteoritos ha sido, con diferencia, la de Cheliabinsk y la inmensa mayoría de los afectados han sufrido cortes causados por los cristales de las ventanas que estallaron debido a la onda expansiva.

El meteorito se desintegró este viernes de madrugada sobre el cielo del centro de Rusia, enviando bolas de fuego a la Tierra, rompiendo ventanas, activando las alarmas de los coches e hiriendo a más de un millar de personas, según han informado las autoridades rusas.

Los residentes escucharon algo parecido a una explosión, vieron una luz brillante y luego sintieron un temblor en su camino al trabajo en Chelyabinsk, según un corresponsal de Reuters en la ciudad industrial, situada a unos 1.500 kilómetros al este de Moscz.

La larga columna de humo blanco se podría ver hasta a 200 kilómetros de Yekaterimburgo. La Agencia Nacional Espacial, Roscosmos, ha confirmado las estimaciones anteriores del Ministerio del Interior según las cuales se ha tratado de un meteorito de gran tamaño que se desintegró antes de llegar a tierra "en pequeños fragmentos", y ha afirmado que el artefacto se trasladaba a una velocidad "de 30 kilómetros por segundo".

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha ordenado al Ministerio de Situaciones de Emergencia que se suministre ayuda "inmediata" a los afectados, según figura en la cuenta de Twitter de la Presidencia rusa.

Como medida de precaución, según RIA Novosti, las autoridades han cortado el suministro de gas (en pleno invierno ruso) en cientos de hogares de la región de Cheliabinsk, en la que cerca de 3.000 edificios han sufrido desperfectos y donde se han movilizado cerca de 20.000 trabajadores de los servicios de emergencia.

"De repente hubo tanta luz como si fuera de día"

"Iba en coche a trabajar, estaba bastante oscuro, pero de repente hubo tanta luz como si fuera de día", dijo Viktor Prokofiev, un residente de 36 años de Yekaterimburgo, en la zona de los montes Urales. "Me sentí como cegado por unos faros", dijo.

Incidentes de este tipo son inusuales. Se cree que un meteorito devastó una zona de más de 2.000 kilómetros cuadrados en Siberia en 1908, rompiendo ventanas en un radio de 200 kilómetros alrededor del lugar del impacto.