¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Le rogaría que no disminuyera los presupuestos para Investigación y Educación"

El investigador colombiano Manuel Patarroyo conocido por sus trabajos contra la Malaria habla en Punto de Fuga

Su nombre dio la vuelta al mundo gracias a sus trabajos en la lucha contra la Malaria, una enfermedad que mata cada año a seiscientas mil personas en todo el mundo. Gracias a esas investigaciones recibió, entre otros, el premio Príncipe de Asturias de la Ciencia en 1994. Este fin de semana ha visitado España para participar en el IV Congreso Mentes Brillantes organizado por El Ser Creativo y ha hablado con la SER sobre las nuevas líneas de investigación de la Ciencia, los recortes en España y el proceso de paz en su país.

Los virus son organismos vivos y no se lo ponen nada fácil a los investigadores que trabajan en darles caza. La principal dificultad es que tienen la capacidad de invisibilizarse ante un microscopio. Es lo que se conoce como "silencio inmunológico" es decir, que el virus sólo deja ver lo que le interesa que veamos y nos lanzan pequeños fragmentos para engañarnos.

Manuel Patarroyo lleva décadas jugando al ratón y al gato con los virus y sus "distractores", esas pequeñas señales con las que estos organismos juegan al despiste y que explica con meridiana claridad ante los micrófonos de la SER. Asegura este científico colombiano que no es sólo la Malaria lo que le quita el sueño sino todos los virus en general. Su conquista particular, por la que ha sido reconocido internacionalmente, fue el desarrollo de una metodología capaz de crear vacunas para todas las enfermedades infecciosas. "Tenemos en la Malaria nuestro objetivo fundamental pero también la Tuberculosis, la Hepatitis y algunos tipos de Cáncer, como el linfático", explica.

Desde que publicó su avance, nos cuenta, las farmacéuticas han invertido 12.000 millones de dólares para el desarrollo de una vacuna contra la Malaria pero los resultados han sido decepcionantes. "No ha habido nada que supere lo que conseguimos nosotros hace 25 años: la protección entre un 30 y un 40 por ciento de las personas vacunadas. No se ha logrado superar eso y nosotros donamos nuestro avance a la OMS".

Su relación con España es especial y dura ya más de 40 años. Patarroyo observa con preocupación los recortes que está sufriendo la ciencia cuyo progreso en las últimas décadas define como espectacular y destaca que "los avances de los científicos españoles pululan por las revistas especializadas". Sin embargo, advierte sobre los ajustes en ciencia y tecnología: "Muy respetuosamente le diría al gobierno, al actual y a los anteriores, que en época de crisis es cuando más hay que invertir en innovación científica y tecnológica. Lo mío es casi una súplica porque es capital humano en el cuál no se debe dejar de invertir".

El investigador, premio Príncipe de Asturias de la Ciencia en 1994, también ha hablado sobre el proceso de paz en Colombia. Él fue uno de los millones de desplazados internos que dejó el conflicto dentro de sus fronteras. Recuerda cómo una noche un grupo armado asaltó su pueblo y mató a 17 trabajadores. Su padre escapó y llevó a toda su familia a otra ciudad. "Nadie como yo desea tanto la Paz pero todos tenemos que asumir nuestros errores, también se lo digo a las FARC. Incluso desde el punto de vista psiquiátrico es muy bueno asumir errores en un proceso de reconciliación. Dejemos de lado la prepotencia".

"Le rogaría que no disminuya los presupuestos para investigación"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?