Últimas noticias Hemeroteca

La tasa de abortos en EEUU, en su nivel más bajo desde hace 40 años

El aborto es legal en todo el país desde 1973

El número de abortos que se practican en EEUU ha descendido a su nivel más bajo desde que el Tribunal Supremo legalizó esta práctica en los 50 estados del país en 1973. Entre 2008 y 2001, el número de abortos ha caído un 13%, según un estudio presentado este lunes por el instituto Guttmacher.

Aunque el estudio no analiza las causas del descenso en profundidad, los autores apuntan al mejor acceso a los anticonceptivos como la principal causa. "El uso de anticonceptivos mejoró durante ese periodo, ya que más mujeres y parejas estaban usando métodos anticonceptivos reversible de alta efectividad y de larga duración, como los DIU", explica Rachel Jones, que ha dirigido la investigación. "Además, la reciente recesión ha hecho que muchas mujeres y parejas quieran evitar o retrasar los embarazos y la crianza de niños".

Los 1.100.000 abortos que se practicaron en 2011 representan una tasa del 16.9 por cada 1.000 mujeres en edad reproductiva. La cifra supone un importante descenso respecto a 1981 cuando se alcanzó un máximo de 29.3 por cada mil, según el informe del Instituto Guttmacher, un grupo de investigación privado que apoya el derecho al aborto.

Los abortos han disminuidos en casi todos los estados. Los autores consideran que las leyes que restringen el derecho al aborto sólo han tenido un mínimo impacto en el número de mujeres que pudieron interrumpir su embarazo durante ese periodo. Entre 2008 y 2011, el número de clínicas que ofrecían abortos sólo disminuyó un 1%.

Sin embargo, la mayoría de las leyes estatales restrictivas se aprobaron a partir de 2011, por lo que no se reflejan en el estudio y los investigadores esperan que tenga un importante impacto. Entre 2011 y 201,3 se aprobaron 205 leyes restrictitas, más que en toda la década anterior. "Algunas de las nuevas normativas sin duda han hecho más difícil, y más caro, para las clínicas continuar proporcionando servicios y para las mujeres acceder a ellos", señala Jones. "Si las tasas de aborto siguen cayendo, no podemos asumir que se deberá completamente a factores positivos", añade.

Para Carol Tobias, presidente del Comité Nacional por el Derecho a la Vida, la caída en el número de abortos se debe a que el movimiento antiabortista está teniendo éxito. "Demuestra que las mujeres rechazan la idea de un aborto como la respuesta a un embarazo no deseado".

Las tasas de aborto son mayores en estados donde hay más clínicas y leyes menos restrictivas. Los estados donde más interrupciones del embarazo se practican son Nueva York, Maryland, Washington DC, Delaware y Nueva Jersey.

Además, existe un importante factor socio económico. Las tasas también son mucho más altas entre mujeres afroamericanas e hispanas y entre las más pobres. El estudio señala que esas mujeres tienen mucho más difícil acceder a anticonceptivos, sobre todo a los métodos más efectivos.

El informe se publica mientras se intensifica el debate sobre el aborto y los anticonceptivos. Varios grupos religiosos están batallando en los tribunales con el gobierno de Obama por las nuevas normativas, implantadas por la Ley de Cuidado Asequible (conocida como Obamacare), que requerirán que los seguros médicos ofrecidos por los empleadores incluyan los anticonceptivos. El Tribunal Supremo decidirá este año si los empleadores con objeciones religiosas pueden saltarse la norma.

Además, los estados se preparan para otra ronda de leyes restrictivas. Esas nuevas normativas incluyen requisitos como que las mujeres se tengan que someter a una ecografía y escuchar el latido del feto antes del aborto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?