Condenado a siete años de cárcel por tener explosivos de Resistencia Galega

La Audiencia le impone esta condena a un joven por tener tres explosivos de la banda pero no considera probado que perteneciera a este grupo terrorista

La Audiencia Nacional ha condenado a 7 años de cárcel a un joven que iba a recoger tres explosivos de Resistencia Galega "estando previstos que fuesen colocados en objetivos para su inmediata explosión". Los jueces le absuelven de pertenencia a organización terrorista por no considerar probado que fuera miembro de Resistencia Galega, ni tampoco que la organización 'Assambleia da Mocidade Independentista' a la que pertenecía sea considerada la "cantera" del grupo terrorista.

La Audiencia Nacional ha condenado a siete años de cárcel a un joven por haber sido detenido cuando estaba en posesión de tres explosivos confeccionados por el grupo terrorista Resistencia Galega. Los jueces le atribuyen un delito de tenencia de explosivos con finalidad terrorista, ya que consideran que los artefactos iban a ser colocados en objetivos "para su inmediata explosión", pero le absuelve de pertenencia a organización terrorista por no considerar probado que fuera miembro de Resistencia Galega.

Según el relato de hechos probados de la sentencia de la Audiencia Nacional, fue detenido por la policía después de recoger los tres artefactos explosivos en una zona boscosa del municipio de Ames "a sabiendas de su procedencia y con la finalidad de favorecer los fines" de Resistencia Galega. La Fiscalía pedía para él 18 años de cárcel.

'AMI' no es la cantera de Resistencia Galega

En la sentencia, los jueces también abordan un informe pericial que acusa al grupo juvenil Assembleia da Mocidade Independentista (AMI) de ser la "cantera" del grupo terrorista Resistencia Galega. Rechazan esta teoría, por entender que el informe de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional no aporta datos que permita afirmar esta relación entre las dos organizaciones: "La pericial es insuficiente por sí sola, está totalmente huérfana de documentación que la sustente", añadiendo que "dar valor a dicho informe como pericial de inteligencia constituiría un mero acto de fe en la bondad de las inferencias policialmente obtenidas".

Es uno de los argumentos jurídicos que emplea la sentencia para descartar la pertenencia del condenado a Resistencia Galega, junto con las pruebas que encontraron en su casa: carteles y panfletos de AMI que para los jueces sólo es indicativo "de su afinidad ideológica".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?