¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un empresario prestó un jet privado a Gustavo de Arístegui para abrir negocios en Guinea Ecuatorial

  • El administrador de Eurofinsa, Mauricio Toledano, declara al juez José de la Mata que proporcionó al menos en una ocasión el avión de su compañía para que el exportavoz de Exteriores del PP en el Congreso viajara a Guinea Ecuatorial y mediara para sus negocios
  • Eurofinsa pagó a la trama de comisionistas de Arístegui y Gómez de la Serna un total de 208.725 euros entre 2009 y 2014 según la Agencia Tributaria
  • Otro empresario confiesa que pidió a Arístegui su intercesión ante el presidente guineano, Teodoro Obiang, al ser estafado por el hijo del mandatario africano

Gustavo de Arístegui cambió su actitud con Teodoro Obiang cuando comenzó a hacer negocios con él /

Las declaraciones como testigos en las últimas semanas de los más de 20 clientes de Gustavo de Arístegui y Pedro Gómez de la Serna ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que instruye el caso de la supuesta organización criminal formada por los dos políticos comisionistas, están aportando pruebas sensibles de la actividad internacional de los sospechosos.

Tal y como avanzó la SER, la trama pactó en 2009 con altos cargos del Gobierno guineano el cobro del 30% de los beneficios de introducir a empresas españolas en el país y se puso a trabajar en ello.

Gustavo de Arístegui y el entonces primer ministro de Guinea Ecuatorial, Ignacio Milam Tang, el 15 de noviembre de 2010. / Guinea Ecuatorial Press

Al ya conocido caso de Albia Strategy Consulting se suma el de Eurofinsa, cuyo administrador único, Mauricio Toledano, ha comparecido ante el juez.

Toledano ha admitido que prestó el jet de la compañía "en una o dos ocasiones", según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio, para que Gustavo de Arístegui viajara a Guinea Ecuatorial y promoviese la penetración de la empresa, dedicada sobre todo a la obra pública internacional y con oficinas en una docena de países africanos. El viaje tuvo lugar en 2010, según las mismas fuentes, cuando Arístegui era diputado del PP en la oposición y portavoz de Exteriores de esta formación política en el Congreso.

Un informe de la Agencia Tributaria incorporado al sumario acredita que Eurofinsa pagó por sus gestiones un total de 208.725 euros a Gustavo de Arístegui y Pedro Gómez de la Serna entre 2009 y 2014.

Fue el también exdiputado del PP y abogado Jorge Trías Sagnier quien facilitó al entramado el contacto de Eurofinsa, pero en lugar de cobrar por ello, se da la circunstancia de que Trías también pagaba a los sospechosos por el asesoramiento sobre esta empresa, a razón de 4.300 euros mensuales. Los investigadores intentan averiguar por qué. La Cadena SER ha intentado, sin éxito, conocer la versión de Trías Sagnier.

La mediación ante la supuesta estafa del hijo del presidente Teodoro Obiang

Otro de los testigos que admitió la contratación de la trama para que mediara en Guinea Ecuatorial fue Manuel Ruiz Alonso, consejero delegado de la empresa alimentaria Ucalsa.

Ruiz Alonso dijo que conoció a Gustavo de Arístegui durante un desayuno en el hotel Ritz en Madrid y le contrató para que intercediera ante el presidente Teodoro Obiangporque el empresario tenía una sociedad con el hijo del mandatario africano y éste había vaciado la cuenta de la empresa en la que guardaban más de un millón de euros.

Según el representante de Ucalsa, Arístegui se reunió en al menos una ocasión con Obiang para pedirle que su hijo devolviera el dinero, pero el resultado fue infructuoso.

La Agencia Tributaria ha encontrado discrepancias sobre los pagos de Ucalsa a las empresas de Arístegui y De la Serna. Mientras los políticos han declarado que percibieron 98.720 euros de esta sociedad, Ucalsa solo declara pagos por 51.680 euros a la trama.

Gustavo de Arístegui y Pedro Gómez de la Serna están imputados por conformar, supuestamente, una organización criminal para el cobro de comisiones del 3% e igualas de hasta 15.000 euros mensuales, a cambio de proporcionar negocios en el extranjero a empresas españolas. Según la Agencia Tributaria, lograron al menos cinco millones de euros entre 2009 y 2015 de más de una veintena de empresas a las que encontraron nichos de mercado en Argelia, Congo, Panamá, Moldavia, Kuwait, Perú o Guinea Ecuatorial entre otros países. Según el sumario, la trama incluso sobornó a políticos y funcionarios de algunos de los países donde operaban para conseguir sus objetivos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?