¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

6 claves sobre el móvil de Diana Quer

  • El Iphone 6 encontrado el 27 de octubre en la ría de Rianxo sigue en manos de los expertos
  • ¿Cómo afecta el agua salada a la memoria y al procesador? ¿Se pueden recuperar fotos y vídeos borrados? Un experto en peritaje judicial informático nos ayuda a entenderlo

El Iphone 6 Plus blanco de Diana Quer fue encontrado el 27 de octubre en la ría de Rianxo, entre lodo y agua salada. El aparato está en manos de los expertos del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Guardia Civil, que trabajan para extraer información relevante que ayude a localizar a la joven, desaparecida desde el 22 de agosto.

El perito judicial informático Javier Tobal nos ayuda a entender qué información relevante se puede recuperar y los procesos a realizar.

El agua salada

Que el móvil de Diana Quer haya sido encontrado en agua salada "es un problema pero no insalvable", asegura Javier Tobal, que recuerda que el agua del mar "corroe las partes que han estado expuestas al agua". Las partes más afectadas por la corrisión serán la batería, la fuente de alimentación, la cámara, el motor vibrador... , pero la placa donde están todos los circuitos (la memoria y el procesador) es a lo que normalmente menos afecta el agua: "Está sellado con el precinto original para proteger los circuitos contra salpicaduras y polvo", explica este experto a CadenaSER.com.

El tiempo bajo el agua

Si partimos de la base de que el móvil fue tirado a la ría el 22 de agosto, el mismo día de la desaparición de la joven, el problema no es tanto los dos meses de contacto con agua salada sino que quien lo encontró hubiera intentado encenderlo, porque pudo provocar un cortocircuito. Sin embargo, lo más probable es que no tuviera batería y ni siquiera pudiera encenderse. Aún así, se desconoce desde cuándo estaba bajo el agua de la ría.

Los pasos de los expertos

"estaba bastante dañado"

EUROPA PRESS

Los expertos de Criminalística siguen con el análisis del móvil de la joven madrileña Diana Quer. El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, explicó este lunes que "hay que ir con todo el cuidado para evitar poder destruir algún tipo de dato". "Es un móvil que estaba en agua salada, con lo cual estaba bastante dañado", ha aclarado Villanueva, que ha explicado que "una vez que se recupera se procede al proceso para intentar sacar alguna información" por parte de los expertos "para ver si es o no útil para la investigación".

Cuando el móvil llega a los expertos de la Guardia Civil, no tratan de encenderlo: "Primero lo secan al menos durante 24 horas en una atmósfera muy seca, con un poco de calor pero no demasiadopara que las piezas no se rompan por el cambio de temperatura", explica Javier Tobal. Tras esta espera "paciente", desmontan el teléfono (quitan los tornillos de la carcasa, separan la pantalla, la batería y los accesorios) e intentan extraer la placa donde están todos los circuitos. Con suerte, el sellado los habrá protegido algo del agua salada. El siguiente paso, según la experiencia de este perito es que "la placa entera sea instalada en un móvil nuevo del mismo modelo". Ahí se comprobará si la corrosión ha afectado a la memoria y al procesador. 

La tarjeta SIM no es lo más importante

La tarjeta desmontable es bastante resistente y no es lo esencial para avanzar en esta investigación en este punto, ya que antes de encontrar el móvil los investigadores pudieron extraer información útil haciendo un duplicado con la cooperación del operador que prestaba el servicio a Diana Quer. Con ese duplicado pudieron acceder a los servicios de red como mensajes sms y llamadas. Y por eso supieron también que la noche de su desaparición Diana Quer pudo subirse a un coche: los posicionamientos registrados por el teléfono de la joven indican que el aparato se movía a bastante velocidad poco antes de las cuatro de la madrugada. Después, el móvil se apagó.

Se pueden recuperar archivos borrados

Lo más importante de haber encontrado el terminal es la posibilidad de recuperar de la memoria del teléfono los últimos vídeos, mensajes de voz y fotos tomadas, así como su ubicación incluso si se hubieran borrado (siempre que el móvil tuviera activada la geolocalización de las fotos). En este caso los expertos podrán volcar esa información aunque el iPhone se hubiera desconectado de la red (a través del modo avión o sacando la SIM). Para este proceso de búsqueda en profundidad de archivos borrados "hay que hacer una imagen de la memoria", tarea en la que puede tardarse entre 6 y 8 horas, dependiendo de que el Iphone 6 sea de 16, 64 o 128 gigas.

La investigación

La parte final, después del volcado de información relevante logrado en la etapa técnica descrita hasta aquí, es igualmente esencial, nos cuenta Tobal: "Hay que organizar la información relevante que se encuentra y buscar la relación lógica entre todo; es la investigación".

Javier Tobal () es perito judicial, miembro de ANCITE (Asociación Nacional de Ciberseguridad y Peritajes Tecnológicos) y miembro del Colegio Profesional de Ingenieros Informáticos de la Comunidad de Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?