¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Fiscalía pide once años de cárcel para el doctor Vela por el robo de una bebé en Madrid

Por primera vez el Ministerio Público acusa a un médico del supuesto robo de una niña: pide once años de prisión para el facultativo por el caso de Inés Madrigal, así como 15.000 euros de multa y 350.000 de indemnización

Manifestación de afectados por el robo de bebés en Madrid /

Primera petición de cárcel de la Fiscalía para un médico por el supuesto robo de un bebé en nuestro país: la Fiscalía de Madrid ha solicitado una condena de once años de prisión, además de una multa de 15.000 euros, para el doctor Eduardo Vela acusándole del robo de una niña recién nacida en el sanatorio San Ramón de la capital en 1969. El escrito, al que ha tenido acceso la Cadena SER, también exige que el facultativo indemnice con 350.000 euros a la supuesta niña robada Inés Madrigal, la denunciante del caso, por lo daños morales causados.

En su escrito, la Fiscalía acusa al médico de tres delitos en base a la última modificación del Código Penal, la más beneficiosa para el procesado: detención ilegal, suposición de parto y falsedad en documento oficial. Pide también el Ministerio Público que la causa se archive contra la madre de Inés Madrigal, imputada después de reconocer que obtuvo a su hija de forma irregular y que falleció hace unas semanas, y también que la sentencia tenga efectos civiles en la identidad de la denunciante: “En caso de recaer sentencia condenatoria, el Fiscal interesa que se remita testimonio al Registro Civil a los efectos oportunos”.

La Fiscalía declara probado que, en junio de 1969, un sacerdote se puso en contacto con el doctor Vela, entonces ginecólogo del sanatorio San Ramón del Paseo de la Habana de Madrid, para comentarle que una pareja de amigos suyos querían ser padres: el médico convocó al matrimonio ese mismo mes para urdir un plan y acordar que “la entrega del bebé se efectuaría al margen de la legalidad”, instando a la pareja a “fingir su propio embarazo, colocándose un cojín en el abdomen y debiendo simular en presencia de conocidos y vecinos” síntomas de un embarazo como las náuseas.

Cautelas que finalmente no fueron necesarias, según la Fiscalía: “En las horas siguientes a esa reunión, Eduardo Vela tuvo acceso a una niña de pocos días de vida”. Llamó a la pareja, les hizo volver al sanatorio del Paseo de la Habana y les dijo que tenía “un regalo para ellos”, según el escrito. Les entregó a la pequeña “sin el consentimiento de los padres biológicos, cuya identidad se desconoce”. Falsificaron toda la documentación, dice la Fiscalía, “borrando cualquier rastro que pudiera vincular” a la niña, Inés Madrigal, “a un entorno familiar y social distinto” al del matrimonio.

Primer caso a juicio

El caso denunciado por Inés Madrigal, presidenta de SOS Bebés Robados Murcia, es el primero de robo de un niño que va a sentar en el banquillo a un médico, después de que el doctor Eduardo Vela fuese procesado hace unos meses, procesamiento todavía pendiente de confirmación por parte de la Audiencia Provincial de Madrid. La propia Madrigal, junto con el abogado de la plataforma Guillermo Peña, ha solicitado ya una condena de trece años de prisión para el facultativo, acusándole de los mismos delitos.

Primera petición de cárcel de una niña robada

La acusación ejercida por Inés Madrigal pide una condena de trece años de prisión para el doctor Eduardo Vela

El caso de Inés Madrigal no sólo será el primero en llegar a juicio sino que también dio pie a unos argumentos hasta ahora inéditos para negar la prescripción de un caso de bebés robados: la Audiencia Provincial entendió que su caso no debía ir al cajón ya que toda la documentación relativa a su nacimiento había sido falsificada.

Cargando