¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA SENTENCIA

Jaume Matas, condenado a tres años y ocho meses de cárcel por prevaricación y fraude

El expresidente de Baleares, procesado en nueve piezas del Palma Arena, suma su tercera condena

Fotografía de archivo del expresidente balear Jaume Matas, tomada en febrero de 2016 / ()

El expresidente del Govern balear y exministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, ha sido condenado a 3 años y 8 meses de cárcel en el caso Nóos y 7 años de inhabilitación por un delito continuado de prevaricación en concurso medial con falsedad y malversación. Matas ha sido juzgado por los delitos de malversación (en concurso con prevaricación y falsedad) y fraude presuntamente cometidos por contratar con Nóos al margen de la legalidad. La Fiscalía y la Abogacía de la Comunidad Autónoma de Baleares pedía penas de 5 años de cárcel y Manos Limpias solicitaba 11.

El expresidente de Baleares, Jaume Matas, ha sumado su tercera condena por el caso Palma Arena, por el caso Nóos. Lejos de aclararse, su horizonte judicial es cada vez más complicado con nueve causas pendientes de ser juzgadas en las que el instructor del Palma Arena, el juez José Castro, ya ha pedido que sea procesado.

El que fue ministro de Medio Ambiente con José María Aznar y presidente de Baleares tiene a sus espaldas dos sentencias firmes. La primera le condenó a nueve meses de prisión por la contratación ilegal del periodista Antonio Alemany para que le escribiera sus discursos. Una sentencia que el Tribunal Supremo rebajó notablemente, tras un primer dictamen de la Audiencia Provincial de Palma que le condenaba a seis años de reclusión.

A pesar de que el expresident pensó que no pisaría la cárcel por esos nueve meses y ofreció una rueda de prensa en su localidad de veraneo para atacar al juez instructor y a los fiscales anticorrupción, la Audiencia ordenó su ingreso en prisión. Matas eligió la de Segovia y cumplió la mayor parte de su condena en la enfermería del centro.

La segunda llegó meses después, cuando la Audiencia provincial le condenó a pagar una multa de 9.000 euros por la contratación ficticia de su mujer. Fue un juicio por jurado popular que avaló la tesis de la fiscalía anticorrupción. El tercer asunto que llevó al expresidente al banquillo ha sido el juicio por el caso Noos, que ha marcado una diferencia en su actitud ya que fue el primero en el que reconoció parte de los hechos. Todos los delitos que le atribuía Pedro Horrach menos el de malversación. Eso le permitió hacer frente a una petición de prisión de cinco años de la fiscalía, que al inicio del juicio solicitaba para él once años.

Sin embargo, el juez instructor del Palma Arena, José Castro, ha pisado el acelerador de las causas y ha pedido su procesamiento en otras nueve piezas del Palma Arena. De momento, acumula peticiones de la fiscalía de más de diez años de cárcel en cuatro piezas de la macro causa. Anticorrupción pide penas de multa en otras que ya están a punto de llegar a juicio y que solo están pendientes de fecha.

El pacto que no llega

A pesar de las interminables conversaciones que han mantenido el fiscal, Pedro Horrach, y el abogado de Matas, José Zaforteza, para llegar a un pacto que evite esta agonía judicial nunca han llegado a entenderse. Y eso que entre ambos hay una buena sintonía. El que fuera hombre fuerte del Partido Popular, que no goza de un buen estado de salud, busca una pena que no le obligue a entrar en prisión. La fiscalía entiende que esa petición es inasumible y que cualquier pacto que permita rebajar una condena nunca se quedaría por debajo de los dos años de reclusión. Además de eso, el acusado debería devolver el dinero defraudado.

Cargando