¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Síguenos Sigue la información sobre Televisión en Twitter Sigue la información sobre Televisión en Facebook

Las manos y el cerebro detrás de los vídeos manipulados de 'El Intermedio'

Alberto González Vázquez, más conocido en Internet como 'Querido Antonio', estudió Informática y es —por lo menos— guionista, ilustrador, autor del libros y realizador de videoclips

Fotograma del videoclip de 'Música para adultos', de Joe Crepúsculo, obra de Alberto González. / ()

Guionista, ilustrador, autor del libros, realizador de videoclips, informático... y la mente y las manos detrás de los vídeos manipulados de El Intermedio.

Alberto González Vázquez, más conocido en Internet como Querido Antonio, es el nombre real del autor de las píldoras que salpican el noticiero satírico que presenta de lunes a jueves El Gran Wyoming.

Él está detrás de esas piezas legendarias que si no has visto en la televisión te llegan por Facebook, Twitter y WhatsApp, como La puta suerte, Muchas tardes y buenas gracias o la Hermandad de Legionarios de Torremolinos bailando Happy frente al restaurante franquista Casa Pepe.

González cuenta en La redada, de Podium Podcast, qué siente cuando muchas veces esos montajes empiezan a circular con gran rapidez de móvil a móvil como si fueran grabaciones de situaciones reales sin que nadie compruebe si son verdad: "Es bonito, llamativo". No niega que a veces tenga una cierta intención de que sus vídeos tengan visos de verosimilitud "para ver qué pasa", pero matiza que su contenido siempre es inocente: "Jamás pondría algo grave en boca de un político para hacérselo creer a la gente".

El pasado noviembre, por ejemplo, uno de sus montajes hizo decir a Susana Díaz que "la sanidad pública andaluza tiene 76 millones de años" y hubo quien tomó el vídeo como real y cargó contra la presidenta de la Junta. "Me hace gracia que la gente se lo crea, pero que se use un supuesto lapsus para provocar un torrente de insultos no me parece bien", lamenta González.

"Yo lanzo un vídeo que está manipulado; la gente quiere creer, a la gente le gusta creer que esto sucede", explica. Y la consecuencia es ese vídeo que te llega por WhatsApp y nadie sabe de dónde ha salido.

Ese gracias, Internet que demasiadas veces acompaña a los contenidos virales después de que alguien haya invertido horas y horas en ellos irrita a Querido Antonio: "Hay un lado oscuro en los memes y a mí, como persona que se dedica a una actividad profesional, también me molesta un poco la falta de atribución y de autoría que ocurre a menudo". Esa labor de remezcla y edición continua de clips informativos y elementos de la cultura popular convierte a Alberto González en un verdadero precursor de los memes que ahora inundan nuestros móviles. "Me llama la atención que el mundo habla el mismo lenguaje en el que yo me llevo expresando desde hace 11 años en El Intermedio", explica.

Querido Antonio reconoce que tiene "bastante suerte" con los políticos que acaban protagonizando sus montajes. "Si tuviera que quedarme con alguno ahora mismo sería con Pedro Sánchez. Le tengo cierto cariño porque se esfuerza demasiado y hace todas las cosas que no hay que hacer. Comete muchísimos errores, como cuando alguien intenta ligar contigo y se esfuerza demasiado. Es algo que produce cierto rechazo. Ese afán de seducción está presente en cada gesto suyo. Por eso me resulta muy atrayente el personaje. Al mismo tiempo, últimamente como ha caído un poco en desgracia también le he cogido cierto cariño", explica.

Por su trabajo, Alberto González consume semanalmente horas y horas de intervenciones en el Congreso y ruedas de prensa. En general, el nivel de los políticos le parece "bastante pobre", aunque con excepciones: "Rajoy, por ejemplo, me parece un parlamentario estupendo". Ortega CanoHumberto Janeiro y todo tipo de personajes de telenovela son otros de sus personajes habituales.

Un día normal en la vida de Querido Antonio empieza cada mañana con el visionado de unos cuantos vídeos de agencias y termina con entre seis y ocho montajes, de los cuales sale la selección que finalmente se emite en El Intermedio.

Ante las últimas resoluciones judiciales que ponen límites al humor y castigan parodias o chistes por considerarlos un ataque contra el derecho al honor o incluso las víctimas del terrorismo (como la condena contra César Strawberry o el caso de los titiriteros de Madrid), Querido Antonio considera un "desatino desproporcionado que el estado esté dedicando recursos a perseguir cosas que son inocentes". Y añade: "Es un acto de gilipollas, un despropósito; no sé si se hace con voluntad política, intención malvada o por pura ignorancia".

Alberto González es autor de los libros Todos de los hijos de puta del mundo, en el que que recopila las mejores páginas que ha publicado en El Mundo Today y Orgullo y satisfacción; y Humor cristiano, una selección de textos, chistes e historietas (ambos, editados por Astiberri); así como de videoclips de Amaral, Los Punsetes, Tigres Leones y Joe Crepúsculo.

Escucha la entrevista completa a Querido Antonio en La redada:

Cargando