¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Manuel Moix, un fiscal cómodo en anticorrupción para el PP

Fuentes del ministerio público consultadas por la Cadena SER subrayan que no se recuerda que haya impulsado una investigación que afecte a los populares desde la jefatura de Madrid y ponen como ejemplos el caso de los espías o el caso Rato

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, cuando recibió de manos del Fiscal Jefe de Madrid, Manuel Moix, la Memoria de la Fiscalía correspondiente al año 2009 /

Manuel Moix sustituye a Antonio Salinas, ya jubilado, al frente de la Fiscalía Anticorrupción a pesar de no tener experiencia en delitos económicos. Fuentes del Ministerio Público consultadas por la Cadena SER califican a Moix de una persona que ejerce un “control férreo” de las fiscalías que dirige y recuerdan que desde su puesto en Madrid no ha impulsado asuntos judiciales que afecten al Partido Popular. Más bien al contrario. Y ponen ejemplos. El más llamativo el caso de los espías en el Gobierno de Esperanza Aguirre para el que la fiscalía ha pedido reiteradamente el archivo de la investigación.

El caso Rato

Los fiscales consultados también cuestionan que se ponga al frente de las investigaciones contra los poderosos a alguien que protege a los poderosos. La intervención de Moix, entonces fiscal superior de Madrid, fue crucial en el caso Rato para que el exvicepresidente económico del Gobierno no durmiera en el calabozo antes de pasar a disposición judicial y no se le retirara el pasaporte. Esta era la intención del fiscal encargado del caso.

La petición se basaba en el informe de la Agencia Tributaria que atribuía a Rato los delitos de blanqueo, insolvencia punible y delito fiscal. El fisco pedía que fuera detenido “al menos por el tiempo necesario para asegurar la obtención de pruebas”. El fiscal, Carlos García Berro, atendió esta solicitud pero Moix lo impidió. Rato fue puesto en libertad y el asunto pasó a anticorrupción. El informe que dejaba sin efecto la detención no lo firmó García Berro, siempre según la versión de estas fuentes.

El resto ya es historia. La fiscalía anticorrupción redujo los tres delitos a uno: delito fiscal. Sin embargo, la investigación ha quitado la razón a Moix. El último informe de la Agencia Tributaria dice que Rato dejó de ingresar a las arcas públicas 6,8 millones de euros entre 2004 y 2015 e insiste en la presunta comisión de los delitos de insolvencia punible y blanqueo de capitales.

Cargando