¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Frente Polisario se quedará en Guerguerat

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, consiguió este fin de semana que Marruecos replegase sus tropas en el sur del Sáhara Occidental, pero el Polisario se mantiene en la zona

La misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental atribuye ese territorio al Frente Polisario /

La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) no seguirá de momento el ejemplo de Marruecos. El Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí anunció en un comunicado el domingo que se retiraba "unilateralmente" de la zona de Guerguerat, frontera entre el Sáhara Occidental y Mauritania. Y el lunes lo confirmaban los observadores de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO). La Gendarmería Real marroquí no se va de la zona, solo se repliega, junto a la empresa que asfaltaba la carretera, a su posición original fuera de la franja de cinco kilómetros que la ONU estableció como zona de separación sin movimiento bélico ni armas.

Sin embargo, el presidente Brahim Ghali en su discurso con motivo del 41 aniversario de la constitución de la RASD, el lunes 27 de febrero, elogió "al ejército saharaui y la resistencia" y no hizo mención a que el Polisario se vaya a mover de Guerguerat.

Desde el mes de agosto los soldados de ambos bandos se mantienen a menos de 100 metros para defender el territorio de 7 kilómetros  que la Organización de Naciones Unidas (ONU) atribuyó al Polisario, y que Marruecosintentó asfaltar para convertir en una carretera con el pretexto de terminar con el tráfico irregular. Una forma de defender esos territorios considerados como "liberados" por los saharauis, donde Marruecos instaló un puesto de controlpara los ciudadanos del lugar portadores de pasaportes argelinos y mauritanos, pero deja entrar y salir camiones con mercancía de empresas marroquíes.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, celebró la retirada de Marruecos y animó a las partes a evitar "las tensiones" y a la "máxima moderación". Su portavoz, Stéphane Dujarric, aseguró en rueda de prensa el lunes que la ONU mantiene su compromiso con el alto el fuego de 1991. Además, confirmó que en días anteriores mantuvo conversaciones telefónicas con el rey Mohamed VI y con representantes del Frente Polisario.

Precisamente, el monarca marroquí llamó a Guterres el viernes para solicitar la intervención en la zona de la ONU por "la situación inaceptable" cuando se obstaculizó el flujo de grandes camiones. Este tardó menos de un día en manifestar, en un comunicado de su portavoz, su "profunda preocupación por el aumento de la tensión" en Guerguerat, que empeoró a partir del 15 de febrero con la obstrucción a los camiones de paso, y destacó "que el tráfico comercial no debe ser bloqueado".

En declaraciones a la Cadena SER, Mohamed Khadad, miembro del secretariado nacional del Polisario y coordinador con la MINURSO, argumentó que están dispuestos "a negociar" pero en un "contexto político" y no sobre lo que calificó de "caso aislado". Para los saharauis únicamente un examen de la situación del proceso de descolonización del Sáhara Occidental en su conjunto permitirá superar la tensión con Marruecos.

El líder del Polisario, que considera la retirada de Marruecos "una maniobra de distracción", recordó en su locución que en el momento de la creación del alto el fuego en 1991 "no había carreteras" por lo que el tráfico comercial de Marruecos en la frontera con Mauritania es una "violación de la situación del territorio y el alto el fuego". Y consideró a Marruecos como "el único responsable de que no aplique el Plan de Arreglo" propuesto por la ONU.

España realizó gestiones en los últimos meses en apoyo a Naciones Unidas y el Gobierno recibió con satisfacción la medida de Marruecos, según un comunicado de Exteriores del domingo. Además, instó al Frente Polisario a retirar a sus soldados de la zona de forma inmediata.

Cargando