¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El neumático del futuro será capaz de sentir, decidir, transformarse e interactuar

'Goodyear Eagle 360 Urban' tiene forma esférica y utiliza la inteligencia artificial

El Salón de Ginebra 2017 es la cita más importante a nivel mundial para la industria del automóvil, y celebra este año su edición número 87 con muchas novedades. En esta ocasión, el neumático del futuro llamado 'Eagle 360 Urban' de la marca Goodyear se ha convertido en el centro de atención y ha captado todas las miradas por ser un neumático inteligente que tiene la capacidad de sentir, decidir, transformarse e interactuar.

El prototipo es capaz de adaptarse a diferentes circunstancias gracias a la inteligencia artificial combinada con una piel biónica flexible llena de sensores que le permiten verificar su propio estado y con una huella que cambia su forma, con la que accede al sistema nervioso del vehículo.

El polímero con el que está fabricado se asemeja a la piel humana y le permite expandirse y contraerse fácilmente gracías a su alta elasticidad. Además, gracias a estos sensores, el neumático también puede recopilar información sobre el estado de la carretera o el entorno -como las condiciones climatológicas- en general para poder adaptarse a él fácilmente.

Neumáticos capaces de autorrepararse

Este neumático 'con cerebro' trabaja a partir de un algoritmo cambiante que aprende de versiones antiguas y mejora sus capacidades de actuación. Además, ofrece múltiples funcionalidades como la autorreparación después de sufrir algún desperfecto.

Goodyear presentó en 2016 un neumático que se conecta al vehículo mediante levitación magnética a través e electroimanes. / Goodyear

Si sufre un pinchazo, los sensores de la banda de rodadura lo localizan para que el neumático gire y genere una neuva superficie de contacto, una función similar a la que el cuerpo humano lleva a cabo cuando cura una herida. A pesar de ser sumamente inteligentes, tanto el vehículo como los neumáticos no se librarán de revisión de mantenimiento en el taller.

Esta idea no es totalmente innovadora ya que en 2016, Goodyear presentó a su predecesor, un neumático que se conecta al vehículo mediante levitación magnética a través e electroimanes en vez de estar unidos físicamente. Además, este prototipo era capaz de generar electricidad por si mismo.

Este año, con la presentación de su versión mejorada, Goodyear se ha superado aunque todavía habrá que esperar para ver la materialización completa que supondrá una auténtica revolución en la industria del automóvil.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?