¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Resolver la crisis energética de Australia en cien días: el gran reto de Elon Musk

El dueño de Tesla ha confirmado que, en caso de que no consiga el reto, trabajará gratis

Musk pretende solucionar el problema energético de Australia. / ()

El sur de Australia lleva sufriendo apagones desde septiembre del año pasado. Mientras que el gobierno federal culpa de ello a las energías renovables, el Operador Australiano del Mercado Energético asegura que estos apagones se deben a diversos factores como, por ejemplo, demandas inesperadamente altas de energía.

No obstante, el fundador de Tesla asegura tener la solución: instalar las baterías de entre 100 y 300 megavatios hora necesarias para abastecer al sur de Australia de energía, lo que evitaría nuevos cortes de luz.

Pese a que por el momento no tienen preparadas las baterías de 300MWh, la capacidad máxima propuesta por el vicepresidente de la compañía, Lyndon Rive, la compañía asegura que podría tenerlo listo en tan solo cien días. La compañía confía en la velocidad de producción que pueden alcanzar con su Gigafactory de Nevada.

Si no lo consiguen, la empresa trabajará gratis

Tras lanzar su propuesta al gobierno australiano, Musk ha prometido que la compañía trabajará gratis, es decir, sin coste alguno para el gobierno, en caso de que tarden más de cien días en solucionar los problemas de la red eléctrica en Australia del Sur.

Por lo tanto, la compañía de Elon Musk se compromete a realizar una granja de almacenamiento de energía, como ya hecho esta misma semana en la isla de Kauai, en Hawái, una acción que abastecerá de energía a toda la isla por las noches y en días con poca luz solar.

La propuesta llega al gobierno australiano

El reto de Elon Musk se inició en Twitter cuando el fundador de Tesla respondió al director ejecutivo de la empresa de software australiana Atlassian, Michael Cannon-Brookes, que en la hipoteca del contrato se comprometería a tener el sistema instalado y funcionando en cuestión de cien días.

Cannon-Brookes le pidió a Musk que le diera precios de los costes aproximados y que él mismo se encargaría de dar los pasos políticos y presupuestarios necesarios para que Tesla pueda llevar a cabo su plan. Horas más tarde, la Senadora del partido SA Greens, Sarah Hanson-Young también confirmaba que estaba abierta a hablar sobre la propuesta de Musk. Por lo tanto, el gobierno australiano va en serio con la propuesta de Musk, quien dice tener la solución al gran problema energético del sur de Australia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?