¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Adiós al clásico 'captcha': así es como Google descubrirá si eres un robot o no

Google sustituirá los clásicos 'captchas' por otros invisibles y más eficaces

Google ha confirmado, a través de un comunicado, que el Captcha, la prueba de Turing completamente automática y pública para diferenciar a ordenadores de humanos, tiene las horas contadas. La empresa de Mountain View ha decidido cambiar este sistema de verificación por uno nuevo y más eficaz que monitorea los patrones de navegación para diferenciar a un humano de un bot.

En 2009, Google introducía reCaptcha, un sistema de verificación que tenía como objetivo mejorar la eficacia del sistema Captcha para evitar completamente el reconocimiento óptico de caracteres (ROC). Años más tarde, en 2013, la compañía actualizaba el sistema con la introducción de la famosa casilla 'no soy un robot'. Cuatro años después, la empresa confirma que también elimina este sistema para dar paso a una nueva versión mejorada.

Llega el 'reCaptcha' invisible

Google ha decidido apostar por un nuevo sistema para descubrir si la persona que está tras la pantalla del ordenador es humano o un robot: el 'reCaptcha' invisible. Esta nueva tecnología, que deja obsoleto el sistema actual de escribir palabras o hacer clic en imágenes, consiste en un monitoreo de los patrones de navegación, quien se convertirá en una especie de huella dactilar que determinará si un visitante del sitio web es humano o no.

Hasta la fecha, muchas páginas webs han utilizado los ya clásicos 'Captchas' con el objetivo de prevenir ataques cibernéticos, evitar que los bots sobrecarguen una página web con tráfico e incluso para monitorizar las ventas de entradas. Ahora Google ha optado por acabar con este sistema para que sus usuarios puedan navegar sin tener que pasar por el clásico test de verificación.

Google perseguirá a los bots

En caso de que Google determine mediante su nuevo sistema de reconocimiento que hay un bot detrás de la pantalla, la compañía solicitará al usuario la resolución de un problema como medio de acceso a la página web.

Por lo tanto, en caso de duda, Google introducirá una nueva prueba, el clásico 'Captcha', para salir de dudas y descubrir si es una persona o un robot quien se encuentra tras la pantalla del teléfono móvil o del ordenador. Se trata de un sistema menos invasivo para los humanos y, al mismo tiempo, mucho más difícil para que los bots puedan acceder.

Cargando