¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Elecciones Generales 1977 | 40 años

De los vasos de Duralex a la Nancy: objetos que llenaban los hogares hace 40 años

Algunos de ellos continúan en las casas de los abuelos y otros vuelven a estar de moda aupados por los 'hipsters'

Una mujer en la cocina de casa en los años 70. /

Eran el día a día en los hogares españoles que se asomaban a la democracia después de cerca de 40 años de dictadura. Triunfaba el papel pintado en las paredes, los sofás de polipiel, las cacerolas de porcelana y la televisión en blanco y negro. Objetos diversos cotidianos. Algunos se cotizan ahora a precio de oro. La nostalgia no tiene precio para algunos. ¿Te suenan? En la década de los 70 estaban en prácticamente todas las casas españolas.

1. Mesas y sillas de formica

Taburetes y mesa de formica típicas de las cocinas de la época. / Todocolección

El material barato y resistente de la formica hizo que pronto llegara a las cocinas españolas. Se hizo tan popular que se incluyó en el Diccionario de la Lengua Española: "Conglomerado de papel impregnado y revestido de resina artificial, que se adhiere a ciertas maderas para protegerlas". Muchas familias hacían el desayuno o las comida diarias en estas mesas que han permenecido en las casas durante décadas. Ahora, su aire vintage hace las delicias de los hipsters que han vuelto a comprar las piezas. O a heredarlas.

2. El teléfono Heraldo

Algunos modelos continúan en las paredes de las casas. / CADENA SER

Este teléfono era la única comunicación de los hogares con el mundo exterior. Amén de las llamadas desde el balcón. El cable llegaba hasta donde llegaba y según donde estuviera colocado había poca intimidad para compartir confidencias con los amigos. El "cuelga ya" se convertía en un mantra durante la adolescencia. En esa época se podía llamar sin marcar el prefijo de la provincia. Presente en la mayoría de hogares y empresas se fabricó en varios colores y tuvo dos variantes: el clásico de sobremesa y el mural de pared.

3. La Nancy

La primera Nancy salió de una juguetería de Alicante en junio de 1968. Con el pelo de nylon y del mismo grosor que el humano, la primer muñeca de plástico fabricada en España triunfó rápidamente. Es la más vendida de Famosa: 10 millones sólo en su primera década de vida. Casi imposible encontrar un hogar sin Nancy en aquella época. Recibió en 1977 el premio Aro de Oro al mejor juguete para niña. En los catálogos se presentaba como una "una chica moderna, que trabaja, tiene una cara preciosa y unos cabellos que permiten todo tipo de peinados, un ropero lleno de modelos para todas las ocasiones, su dormitorio, sus maletas, sus postizos, sus bolsos... Una muñeca con la que jugar a cómo te gustaría ser de mayor". Las Nancys antiguas se venden ahora por más de cien euros, y las más exóticas, como una negra, llegan hasta los 350 euros.

4. El Tulicrem

El Tulicrem siempre ha despertado amores y odios. A caballo entre el Tulipán y la Nutella, no sabía ni a una cosa ni a otra. En una acertada campaña de márketing, comenzó a triunfar gracias a sus tapas con personajes de tebeo. Mortadelo y Filemón, Carpanta, Sacarino o Zipe y Zape se paseaban por sus envases haciendo las delicias de las meriendas de los más pequeños de la casa.

5.- El radiocasete

Radiocasete de la época. / Todocolección

Este aparato electrónico que consta de una radio y un casete era la forma más moderna de escuchar música. La evolución del transistor que permitía grabar de la radio tus programas favoritos. La doble pletina, una suerte de piratería casera, llegaría en la década de los 80. En 2012 se cumplieron 50 años de las cintas de casetes. En algunos sectores indie se están volviendo a utilizar. Uno de los recuerdos unidos a las cintas de casete son las gasolineras, fieles vendedoras de este soporte. El bolígrafo que se utilizba para volver a poner la cinta que salía en su sitio también era un clásico.

6. Cenicero de pie.

Todocolección

Era una de las piezas que nunca faltaban en las listas de novios de la época. Daba igual que ningún miembro de la familia fumara, siempre caía. Sublimado a elemento decorativo, los que lo utilizaban admiraban ese momento de empujar el émbolo que hacía desaparecer las cenizas hacia al contenedor. A partir de los 60 y sobre todo durante los 70 el consumo de cigarrillos va en aumento, sobre todo entre las mujeres españolas de clase media más modernas y liberales, con estudios superiores, profesionales y que vivían entorno urbanos.

7. Figura de Mazinger Z

Ebay

Los dibujos de Mazinger, una de las primeras series manga que llegaron a España, se emitieron hasta 1979. Los seguidores se ponían frente al televisor los sábados por la tarde. Se suprimió por considerarse una serie demasiado violenta para el público infantil. El robot articulado era capaz de lanzar sus misiles en plena lucha. Quien aún lo tenga por casa puede sacar hasta 500 euros. En 1978 llegó la película: Mazinger Z, el robot de las estrellas. En el éxito de Mazinger Z tuvo mucho que ver su carácter innovador. Fue el primer robot pilotado por una persona, el joven Koji Kabuto, una especie de moderno samurai, un guerrero noble dispuesto a luchar por la paz hasta el final.

8. Moldes para polos caseros

YofuiaEGB

De todo tipo de gaseosas, de leche con cacao o de frutas. Todo valía para refrescarse en verano, sobre todo durante las largas siestas en las que había que inventarse los juegos. Tus padres te decían que dejaras de abrir el congelador de casa, que entonces tardarían más en hacerse. Daba igual, eras capaz de comértelos aunque aún no se hubieran solidificado.

9. Platos de Arcopal con margaritas y vasos ámbar de Duralex

Duralex

Esta vajilla se comenzó a popularizar en los años 60 y llegó en plena forma a la década de los 70. La empresa Duralex sigue hoy en día en plena forma y vende en 100 países de los cinco continentes. Creada en Francia 1945, estuvo a punto de desaparecer en 2008. Siempre han sido los favoritos y la resistencia tiene mucho que ver. La publicidad de la época decía: "Utilícelo como un martillo, déjelo caer, golpéelo, hágalo pasar del hielo al agua hirviendo". Su vidrio ha resistido igual de bien que el paso del tiempo. 

10. El aparato de la televisión

A principios de los 70, se congregaban frente al televisor hasta 20 personas. En las zonas rurales tardó más en llegar. En 1975 una televisión de 12 pulgadas costaba alrededor de 10.000 pesetas. El salario mínimo se situaba en 13.000 pesetas, un peón de obra cobraba unas 20.800 y un director de banco llegaba hasta las 92.000 pesetas. En el día de las primeras votaciones en democracia en España, el 15 de junio de 1977, la televisión echó 'Esta noche fiesta' con cantantes de la época como Julio Iglesias.

GETTY IMAGES

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?