¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Sánchez lidera un congreso de trámite en el que prepara el asalto a Puig y Lambán

  • El secretario general supera sin contestación interna en un 39º Congreso federal con la mirada puesta en los congresos regionales, especialmente el de Valencia, que abre el proceso interno este lunes
  • Susana Díaz no asistirá al mitin de clausura de Sánchez alegando problemas de agenda

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, momentos antes del comienzo del Congreso Federal del PSOE / ()

Los viejos de lugar nunca han vivido un congreso como el número 39 del PSOE. La claridad con la que las urnas resolvieron la batalla por el liderazgo nacional el pasado 21 de mayo han convertido el cónclave de este fin de semana en una cita de trámite en la que, realmente, el secretario general y los suyos preparan el asalto al poder territorial, en manos de dirigentes enfrentados a Pedro Sánchez en el anterior mandato y que hicieron campaña contra él en las primarias. Fuentes del entorno del secretario general apuntan con claridad a Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana, y Javier Lambán, presidente de Aragón, como objetivos claros.

La composición de la Mesa del 39º Congreso ha sido para muchos de los asistentes la confirmación de las intenciones de Pedro Sánchez. Uno de los elegidos para pilotar el cónclave por el equipo del nuevo líder ha sido el alcalde de Burjassot, Rafael García, el hombre a quien distintas fuentes socialistas sitúan como candidato alternativo al presidente Puig en Valencia. En medio de las llamadas a la unidad y la reconciliación, en la dirección valenciana ha causado un gran malestar este gesto el mismo día que el nuevo secretario de Organización, José Luis Ábalos, también valenciano, ha asegurado en declaraciones a 'El Mundo' que tanto Ximo Puig como Javier Lambán tiene una "reflexión" que hacer.

Es el lunes cuando se abre el plazo para la presentación de los aspirantes a las primarias en Valencia y distintas fuentes cercanas a Ábalos y Sánchez dan por hecho que el alcalde de Burjassot plantará cara al presidente. Cuentan además con que, aunque por menos ventaja que en las primarias de Sánchez, supere al presidente valenciano.

En la configuración de la delegación para el Congreso federal, Ximo Puig dio un paso atrás y rechazó ser compromisario con el objetivo de allanar el terreno para la unidad. No es delegado en este congreso al que no ha asistido en la jornada del sábado. En su equipo aseguran que sí que estará el domingo, en el discurso de clausura del secretario general.

Javier Lambán, en cambio, sí que es jefe de la delegación aragonesa y ha pasado este tarde por el despacho de Sánchez para conocer de su boca lo que ya ha sabido por los medio de comunicación: la composición de la Ejecutiva federal. El escenario en Aragón está menos claro, aunque la batalla está servida. Entre quienes apoyan al presidente Lambán hay quienes aseguran que si éste da un paso atrás son muchas las posibilidades de que gane las primarias regionales una candidatura de su cuerda, previsiblemente encabeza de su secretaria de Organización, Pilar Alegría. "Sí Lambán se queda, le presentan a un aspirante bendecido por Sánchez y pierde", explica una dirigente alineada contra el secretario general.

Por el momento, Lambán no ha dado muestras de querer dar un paso atrás y lo único claro es que ambos sectores miden sus fuerzas y se lanzan amenazas veladas antes de desvelar sus cartas. La sanchista de referencia en Aragón es Susana Sumelzo a quien Sánchez ha tanteado para contar con ella como candidata en ese territorio pero que, por ahora, formará parte de la Ejecutiva federal como responsable de Política Municipal. El congreso regional de Aragón no tiene fecha.

Anunciado ya el paso atrás del asturiano Javier Fernández, entre los presidentes que apoyaron a Susana Díaz el tercero en discordia es el de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page que a su llegada a Madrid este sábado ha confesado que no quiere "malos rollos" y que, aunque nadie le ha informado de nada, desea la mejor al equipo de Sánchez. Sobre la batalla en su territorio, no ha esperado a que le manden otros a reflexionar y ha sido él quien ha anunciado que en función de cómo se desarrolle el cónclave federal decidirá. Hasta el próximo 3 de septiembre no se convoca el cónclave en Castilla La Mancha así que García-Page cuenta con más margen de maniobra.

Sí que está convocado el congreso del PSOE-A que, como el de Valencia, también arranca el lunes con la inscripción de los aspirantes. "No vamos a poder, no hay tiempo ni nadie con credibilidad para presentar allí", explica una fuente cercana a Pedro Sánchez. En su equipo han estado en estos días analizando los posibles escenarios y valorando los riesgos de plantar cara a Díaz en su territorio, a sabiendas de que en Andalucía la presidenta tiene una amplia mayoría.

En el equipo de Sánchez han estado barajando todos los escenarios, hay quien ha puesto sobre la mesa incluso la opción de obligar a que todas las federaciones celebren sus congreso rigiéndose por el nuevo modelo de primarias a doble vuelta (que se aprobará en la ponencia de de este fin de semana) para así facilitar las opciones de una alternativa a Susana Díaz, porque se suprime la recogida de avales. La idea no ha prosperado y este lunes arranca el proceso en Andalucía con el terreno achicado para los partidarios de Sánchez que, en cualquier caso, dan por segura la guerra en las provincias. En medio de todo esto, la presidenta andaluza, que ha estado esta mañana en la fila 12 del plenaria asistiendo a la apertura, no tiene previsto asistir el domingo al mitin de clausura de Pedro Sánchez. Alega problemas de agenda.

A ninguno de los movimientos que se están urdiendo en los territorios quiere poner cara Pedro Sánchez que defienden que él, desde el puente de mando en Ferraz, no va a debilitar a los presidentes autonómicos. Eso sí, en su equipo avisan de que los militantes tienen la palabra. "Las plataformas son incontrolables", asegura uno de sus afines.

Cargando