¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Así son los wetas: los insectos que son capaces de resucitar tras 'morir' congelados

Estos insectos, característicos de Nueva Zelanda, son capaces de regresar de la muerte

Los wetas, una clase de insecto originario de Nueva Zelanda, ha llamado la atención de la BBC, que le ha dedicado un documental debido a su asombrosa capacidad. Este insecto destaca sobre todos los demás por ser capaz de resucitar una vez congelado en vida. Además, el weta puede hacer frente a ciclos repetidos de congelación y descongelación sin sufrir efectos secundarios, por lo que puede repetir esta acción cuantas veces quiera.

Durante el invierno, estos animales entran en un proceso, conocido como criptobiosis, mediante el que pueden hacer frente a los fuertes inviernos. Gracias a esta capacidad, los wetas pueden hibernar en un estado de suspensión animada, similar al de la muerte. No obstante, estos animales continúan con vida durante esta etapa.

El 80% de sus tejidos continúan con vida

Durante esta etapa de criptobiosis, estas criaturas son capaces de soportar el 'frío' en el 80% de sus tejidos. Por lo tanto, y a pesar de estar congelados y no mostrar signos vitales, las células y los tejidos de los wetas continúan intactos debido a la cristalización del agua que contienen.

Durante el duro invierno, en el que los insectos sobreviven en suspensión animada a 10 grados bajo cero, la hemolinfa de los weta protege a las criaturas gracias a sus crioprotectores y el discárido trehalosa. Estas dos sustancias se sintetizan durante el otoño, de cara al frío invierno, y su concentración disminuye de nuevo en primavera y verano. 

El comportamiento defensivo del weta

Con el objetivo de pasar desapercibido, el insecto muestra un comportamiento defensivo para evitar ser atacado. El animal se hace el muerto durante su etapa de criogenización para evitar ser comido por los depredadores. Al comienza su proceso de criptobiosis, el weta se tumba sobre su espalda con las piernas extendidas y las garras expuestas y la mandibula abierta de par en par para rascar y morder.

Durante esta etapa, el weta también regurgita, lo que le ayuda a mantenerse con vida durante su proceso de criptobiosis. Por lo tanto, este insecto está considerado como uno de los más sorprendentes y, desde hace años, es objeto de estudios debido a su asombrosa habilidad.

Cargando