¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Puede el jefe obligarte a contestar correos y llamadas durante las vacaciones?

El derecho a la desconexión digital no está regulado en España, pero hay normativas europeas que lo amparan

Una mujer desconecta durante sus vacaciones. /

Suena el teléfono cuando estás en la playa. Es tu jefe o alguien del trabajo con una duda o consulta. ¿Estás obligado a cogerlo? Definitivamente, no. Aunque en España aún no existe un marco legal que lo regule, existe jurisprudencia a la que acudir y una directiva europea al respecto. El grupo socialista planteó hace unos meses la necesidad de regular la llamada desconexión digital; es decir, el derecho a no contestar llamadas y correos fuera del trabajo.

"El problema cuando llegan las vacaciones es que hay muchas vías por las que te pueden contactar: WhatsApp, correo, twitter. etc...No me parece fácil desconectar de esta manera. Siempre hay quien no sabe que estás de días libres", explica Laura Pastor que se dedica al sector de la moda. Es habitual que  proveedores y compañeros de otros departamentos le hagan consultas durante sus vacaciones. "Nadie me sustituye ni puedo delegar todo, así que busco un equilibrio y respondo solo lo que no puede esperar. Me voy en agosto porque son las fechas en las que todo está más parado", cuenta. 

Sentencias que dan la razón al trabajador 

Hay directivas de la Unión Europea que regulan y definen el tiempo de descanso como "todo período que no sea tiempo de trabajo". Perogrulladas aparte, existen sentencias en España que dan la razón al trabajador y a su derecho a desconexión. 

Una del 17 de julio de 1997 de la Audiencia Nacional determina que es ilegal el hecho de que la empresa obligue a sus trabajadores a tener conectado el teléfono móvil para poder ser localizado. Dice que con ello se sobrepasan las facultades normales y regulares de la empresa en los términos del artículo 20 del Estatuto de los Trabajadores.

Hay otra más reciente, del 21 de septiembre de 2015. El Tribunal Supremo estipuló que es una cláusula abusiva en el contrato obligar a cualquier persona empleada a comunicar el número de móvil personal o su cuenta de correo electrónico.

"Si estamos fuera de nuestro horario laboral o número de horas asignadas en nuestros contratos, no tenemos por qué revisar el correo, ni estar operativos, ni contestar al teléfono móvil", concluye Víctor Ruiz, profesor de EAE Business School teniendo en cuenta estas sentencias. "Si bien es cierto que hay sectores profesionales en los que el fenómeno de la imposibilidad de desconexión es más frecuente, se aplicarán en todos los sectores igual. Tampoco hay distinción para los distintos puestos de responsabilidad, ya que se considera que el tiempo de descanso es para todos igual se tenga o no mucha responsabilidad en el puesto de desempeño", explica el profesor. 

Francia, el país pionero en trabajadores 'desconectados' 

Desde enero, Francia disfruta de un marco legal que garantiza la desconexión. Es obligatoria su aplicación en las empresas de más de 50 empleados y fue incluida en la reforma laboral. Es la primera ley de estas características en Europa. Aunque es un paso importante, tiene algunos inconvenientes, según el profesor. "No se define el derecho a la desconexión y no se especifican los dispositivos digitales afectados. Como aspectos positivos destaca la necesidad de implantar medidas a todo tipo de empresas o el papel que se otorga a la negociación colectiva en la determinación de las medidas específicas que puedan posibilitar la desconexión", explica. 

Dos chicas consultan su teléfono móvil. / GETTY IMAGES

Italia trabaja ya en un proyecto de ley en esta línea. Se centra en el cumplimiento de los límites de la jornada y la identificación de los períodos de descanso. En Alemania, aunque no existe una ley vigente, grandes empresas ya están implantando medidas como el desvío del correo electrónico en períodos vacacionales a personas que estén disponibles o la desconexión de los servidores fuera de los horarios de trabajo para no poder recibir correos.

Cargando