¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Solicitantes de asilo sin techo porque el Gobierno les niega la ayuda

  • Un joven salvadoreño que llegó a España para pedir protección huyendo de las maras tuvo que dormir 10 en las calles de Madrid ante la negativa de la Oficina de Asilo y Refugio y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social de darle un alojamiento
  • El Defensor del Pueblo investiga este y otros casos denunciados por otras ONG
  • Sólo la ONG jesuita Pueblos Unidos, que denuncia que el Gobierno está incumpliendo su propio manual de acogida, ha documentado más de una decena de casos similares a los que ha tenido que prestar ayuda

Entrada de la oficina de asilo que gestiona el Cuerpo Nacional de Policía en el puesto fronterizo de Beni-Enzar en Melilla. / ()

Llegar de un país como El Salvador huyendo de las amenazas de muerte de las maras (las bandas criminales que asesinan de media a unas 15 personas al día en ese pequeño país) para pedir asilo en España y acabar durmiendo en la calle ante la negativa del gobierno de ofrecerle algún tipo de ayuda.

Es lo que ha vivido en sus carnes este joven salvadoreño. 10 días viviendo en las calles de la capital madrileña a pesar de tener cita para pedir asilo en España. De hecho esa cita se la dieron para el 13 de septiembre, “el motivo de su solicitud es su persecución por maras salvadoreñas” y a pesar de que la ley española dice claramente que desde ese momento tiene derecho a asistencia se ha encontrado con que ni la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior, donde formalizó la petición, ni el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, del que depende el sistema de acogida, le han querido prestar ayuda.

El caso de este chico, “que carece de alojamiento en España, así como de posibilidades de sostenimiento económico. Igualmente, carece de cualquier red de apoyo que le pueda proporcionar habitación y medios económicos. El Sr… se encuentra en estos momentos viviendo en la calle.” tal y como denuncia la ONG Pueblos Unidos, ha llevado a esta organización jesuita a denunciar esta situación ante el Defensor del Pueblo, que ya investiga la queja, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y los dos ministerios concernidos, el de Interior y el de Empleo y Seguridad Social.

En la queja presentada ante todos estos organismos, y a la que ha tenido acceso la Cadena SER, se detalla que este ciudadano salvadoreño se presentó “en la Unidad de Trabajo Social de la Oficina de Asilo y Refugio al objeto de solicitar su incorporación al sistema de acogida para solicitantes de protección internacional, dado que reúne los requisitos exigidos para ello. La respuesta que ha obtenido el Sr. … es que no se le puede proporcionar alojamiento hasta que no formalice la petición de asilo. No sólo se le ha facilitado esta respuesta de manera verbal, sino que la persona que ha atendido al interesado, llamada […], ha redactado por escrito la respuesta que transcribo:

“Desde esta Oficina de Asilo no se puede dar alojamiento hasta que no se formalice la persona la petición de asilo. Es la nueva normativa del Ministerio” (sic).

Una respuesta que ha dejado boquiabiertos a los abogados de Pueblos Unidos, que una vez conocieron que esta persona había vivido durante 10 días como un sin techo en las calles de Madrid le ofrecieron asesoramiento jurídico, además de conseguir que un jesuita le ofreciera una habitación de su casa para vivir hasta que se solucione el caso. Un cuarto en el que lleva más de un mes ante la falta de respuesta del Gobierno.

En la queja se adjunta esa respuesta escrita de la funcionaria, lo que según Santiago Yerga, abogado de Pueblos Unidos, está fuera de cualquier legislación, y según se detalla en el escrito presentado por la ONG “ contraviene lo dispuesto en el Manual de Gestión del Sistema de Acogida e Integración para solicitantes y beneficiarios de protección internacional en cuyo apartado B.2.1, bajo la rúbrica de Requisitos generales de los destinatarios, dice textualmente:

a) Ser solicitante o beneficiario de protección internacional en España. Se considera asimismo solicitante de protección internacional a la persona que desee solicitar protección internacional en España y esté pendiente de formalizar su solicitud. Será imprescindible para acreditar esta situación el documento de citación o la confirmación escrita de la cita por personal de la Administración o de la Entidad.

 

 

“Se trata de un incumplimiento, uno más, por parte de la Administración española en materia de protección internacional. En este caso nos llama poderosamente la atención el hecho de que no solo incumpla los instrumentos internacionales vinculados a la solicitudes y beneficios de la protección internacional sino que en este caso concreto incumple su propio manual de gestión del sistema de acogida , que expresamente señala que el hecho de haber solicitado ya la cita para la oportuna entrevista de cara a la instrucción del procedimiento de protección internacional, ya la persona en esa situación es merecedora de una plaza en un centro de acogida para refugiados” denuncia Yerga en declaraciones a la Cadena SER.

Para Pueblos Unidos la legislación reconoce claramente que “quien esté pendiente de formalizar su solicitud de protección internacional es destinatario del sistema de acogida e integración”. Asegura la ONG que esta vulneración del derecho que asiste al salvadoreño, “infringe igualmente por extensión la Directiva 2013/33/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, por la que se aprueban normas para la acogida de los solicitantes de protección internacional, que deberá aplicarse en todas las fases y tipos de procedimiento de solicitud de protección internacional” detalla la queja.

El retraso de más de dos meses de espera que este solicitante de protección tiene que soportar hasta que finalmente le hagan la llamada entrevista de asilo no puede castigar al solicitante de protección como señala la ONG , “no se puede repercutir sobre el solicitante de protección internacional las deficiencias o carencias de la propia Administración, que con su actuación no sólo incumple sus obligaciones internacionales y sus propias normas de funcionamiento, sino que sitúa al interesado en una posición de precariedad y de vulnerabilidad de primera magnitud al tener que vivir en la calle y precisar la beneficencia de terceros” denuncia Pueblos Unidos


No es la primera vez que se dan casos como estos por la falta de respuestas del sistema de acogida español, pero en este caso el Defensor del Pueblo ya ha respondido a la ONG que ha iniciado una investigación del caso, algo que para Santiago Yerga espera que sirva para otros solicitantes de asilo que también han asistido, más de una decena que han tenido también que dormir en la calle por la falta de asistencia del Gobierno, “nos venimos encontrando con situaciones muy parecidas a esta que ahora se denuncia y que desgraciadamente acaban con las personas viviendo en la calle hasta que puedan obtener una respuesta por parte de la Administración española. Ni que decir tiene que si no fuera por la gravedad de este tipo de situaciones nos debería mover a risa la afirmación hecha por la empleada de la Oficina de Asilo y Refugio en el sentido de que por parte del Ministerio se ha cambiado la normativa tendremos que hay que ser muy serio y especialmente en temas tan importante para la vida de las personas y para la propia credibilidad de España cómo son este tipo de situaciones” concluye Yerga.

Fuentes del Defensor del Pueblo confirman a la SER que han recibido más quejas de otras ONG denunciando la misma situación, solicitantes de asilo a los que la oficina encargada del Ministerio del Interior no les ofrece ayuda hasta que no hacen la entrevista formal de peticionarios de protección internacional. La Cadena SER se ha puesto en contacto con el Ministerio del Interior, responsable de la OAR( oficina de asilo y refugio) pero de momento no se ha pronuncia sobre esta denuncia, y según los abogados de la ONG tampoco ha respondido a la queja presentada por Pueblos Unidos.

Según Human Rights Watch, las cifras del Salvador son tan terroríficas como las de una guerra, con meses en los que se superan las 26 muertes al día de media en sus calles, mientras que según la ONG, en Siria se puede contabilizar una media de 24 muertes al día.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?